Sociedad

20 de diciembre de 2016 15:46

Religiosos recuerdan que la fiesta de la Navidad es una oportunidad de renovación

La Conferencia Episcopal señala que es urgente continuar trabajando por la inclusión de la gente de escasos recursos del país.

CONFERNCIA EPISCOPAL Secretario General de la CEB, Padre Aurelio Pesoa . Foto: CEB
ANF-728x90px-Inscripciones
foto
La Paz, 20 de diciembre (ANF).- La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), mediante un mensaje difundido por su secretario General, Padre Aurelio Pesoa, manifestó que la Navidad es una oportunidad de renovación de la fe en todos los ámbitos tanto personales, familiares, comunitarios y sociales.

“La Fiesta de la Navidad es para la Iglesia Católica, ante todo, la celebración gozosa del misterio de la encarnación del Hijo de Dios entre nosotros y constituye en una oportunidad de renovación esperanzadora de nuestra fe y de sus consecuencias en todos los ámbitos de nuestra existencia, en todos los ámbitos personal, familiar, comunitario y social”, dijo Pesoa.

A tiempo de expresar una felicitación por esta fiesta a todas las familias, manifestó que Dios quiso ser pobre y que ese aspecto invita “a despojarnos de nuestra soberbia y nuestros delirios de poder y grandeza para hacernos pequeños y reconocer que, ante Dios, somos realmente pobres”.

“Celebrar la Navidad es más que una costumbre, una tradición o un tiempo de descanso en familia, implica un acto consciente de fe y un compromiso firme y coherente para creer en un Dios que se hizo humano entre los humanos, una ocasión para optar permanentemente por los pequeños y frágiles de nuestra sociedad”, agregó.

En ese sentido aseguró que es urgente continuar trabajando por la inclusión de la gente de escasos recursos del país, en busca de una sociedad justa y por un verdadero progreso para todos, especialmente, para los trabajadores y las mujeres.

También se refirió a los niños, Pesoa dijo que es necesario garantizarles “una vida digna y feliz (…) sin violencia en la familia, con salud, educación de calidad y sin que tengan que trabajar a temprana edad”.

El secretario de la Conferencia Episcopal sostuvo que es la familia el fundamento de una sociedad sana y feliz, y que para eso se precisa ayudar a la familia a caminar unida y a ayudar a los padres en la tarea de la educación de sus hijos en valores.

“Deseamos a todos una Navidad en familia viviendo los valores de reconciliación, diálogo, compartir fraterno, sinceridad y, sobre todo, la verdad como base de la unidad familiar. Que el Niño Dios sea acogido en el corazón de todos los bolivianos y que esta Noticia nos renueve y llene de alegría”, finalizó.

/MAMP/FC/




ANF-336x90px-Inscripciones

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias