Banner Torres del Poeta GIF Acceso a clientes
banner movil Torres

Sociedad

23 de marzo de 2020 12:17

La disminución de contaminación atmosférica redujo partículas y gases reactivos que afectan la salud humana

atmósfera El efecto del "aire limpio" durará solo el tiempo que la industria esté trabajando a “media máquina” y que la movilidad de la gente esté restringida. Foto: © Flickr/Reg Natarajan

Por Edwin Conde Villarreal

La Paz, 23 de marzo (ANF).- La disminución de la contaminación atmosférica que se produjo por las restricciones de movilidad y la producción industrial en el planeta establecidas por la pandemia del COVID-19, redujo la presencia de pequeñas partículas suspendidas en el aire y los gases reactivos que afectan la salud humana, dijo el director del Laboratorio de Física de la Atmósfera (LFA), Marcos Andrade.

“Las investigaciones previas demostraron que la esperanza de vida de las personas disminuye cuando la concentración de partículas y gases nocivos en la atmósfera aumenta, por tanto paradójicamente, la disminución de la contaminación atmosférica ha mejorado la esperanza de vida de muchas personas que rutinariamente están expuestas a altos niveles de polución en la atmósfera”, explicó Andrade.

“Esto no quiere decir que la pandemia (del coronavirus) sea buena para la humanidad”, aclaró el Físico boliviano que es profesor adjunto asociado al Departamento de Ciencia Atmosférica y del Océano de la Universidad de Maryland.

Estos efectos (de la disminución de la contaminación atmosférica) son más pronunciados en zonas industriales, como la misma ciudad de Wuhan, China, donde se tuvo el comienzo de la pandemia, o en el norte de Italia para dar dos ejemplos, agregó.

Según información obtenida de satélites, los datos sobre China e Italia, tomados con un año de diferencia, también muestran una drástica reducción de las emisiones de gas como el dióxido de nitrógeno que está relacionado con el tráfico vehicular y actividad industrial. Esta reducción también produjo la reducción de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono, que son producidos por la quema de combustibles fósiles cuyo uso se ha reducido consecuentemente

¿Beneficia al planeta?

Respecto del “aire limpio”, si beneficia al resto del planeta en su traslado, Andrade informó que cuando hay grandes eventos de contaminación (los fuegos en Australia por ejemplo) en alguno de esos lugares, los contaminantes, como el humo, viajan grandes distancias afectando de alguna manera a lugares muy lejanos.

Explicó que en las denominadas medias latitudes, por ejemplo Europa y Estados Unidos en el hemisferio norte, o Chile y Argentina en el hemisferio sur, “las masas de aire en la atmósfera viajan típicamente hacia el oeste de un continente al otro”.

Sin embargo, este efecto es menos notable cuando se trata de transportar “aire limpio” a otras regiones.

En este sentido, el efecto global es relativamente bajo. Por ejemplo regiones con “buena calidad de aire” pasaron a "muy buena calidad de aire” en el Reino Unido. Habrá que evaluar los efectos de esta mejora a nivel mundial ahora que la epidemia ha llegado a América y se ha manifestado con más fuerza en Europa, sugirió.

Andrade considera que desafortunadamente el efecto durará solo el tiempo que la industria esté trabajando a “media máquina” y que la movilidad de la gente esté restringida.

“En principio, una vez que volvamos a la normalidad, la calidad del aire sufrirá un rápido deterioro en muchas regiones industriales, incluso empeorando respecto a condiciones pre-virus si las industrias tratan de recuperar las pérdidas que están sufriendo ahora”, enfatizó el Director del Laboratorio de Física de la Atmósfera (LFA).

El LFA tiene instalada una estación de monitoreo atmosférico a 5.420 metros de altitud en el monte Chacaltaya y forma parte del programa de Vigilancia Global Atmosférica de la Organización Meteorológica Mundial. 

//ANF



Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias