Sociedad

12 de julio de 2021 12:20

La deforestación en la Amazonía de Brasil marca un nuevo récord y se expande la alerta en la región

En Bolivia, diferentes colectivos y organizaciones como la Asamblea por los Bosques y la Vida denunciaron de un mayor riesgo de registrar incendios similares al del 2019 y 2020, tras ampliar desde el gobierno los permisos de quemas “controladas” hasta este 31 de julio.

descarga (3) La alerta crece por la sequía en la región amazónica. Foto. Rtve
728 x 90 QS
jub12
La Paz, 12 de julio (ANF). - Nuevos datos ponen en mayor alerta a la región por la cifra récord de deforestación que registra la selva de la Amazonía de Brasil. Y en países como Bolivia también se registran incendios y denuncias ante leyes que avalan las quemas. 

De acuerdo al reporte del portal  Meteored, en junio se destruyó en Brasil un total de 1,062 kilómetros cuadrados de bosque, un área casi del tamaño de la ciudad de Río de Janeiro. “Esto fue superior a los 1,043 km2 del mismo mes del año pasado”, dijo el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) de Brasil,  a través de  imágenes satelitales para medir la cubierta forestal.

El área total registrada de deforestación muestra que se perdieron 3,609 kilómetros cuadrados  de la selva Amazónica en el primer trimestre de 2021, un 17% más que en el mismo período del año pasado. La cifra fue la más alta en un mes de junio desde que el INPE comenzó a recopilar datos en 2015, detalla Meteored.

Al igual que los demás países que conforman el Amazonas, Brasil registra deforestación e incendios ligados a la expansión de la frontera agrícola, actividades industriales, ganadería y tráfico de madera.

En el último caso, a principios de julio, el ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, renunció después de que la Corte Suprema ordenara una investigación sobre las acusaciones de que estaba involucrado en un plan de tráfico de madera.

Salles tuvo frases polémicas previas a esta acusación, como  afirmar que la Amazonía no es el “pulmón verde” del mundo.

En Bolivia, diferentes colectivos y organizaciones como la Asamblea por los Bosques y la Vida denunciaron de un mayor riesgo de registrar incendios similares al del 2019 y 2020, tras ampliar desde el gobierno los permisos de quemas “controladas” hasta este 31 de julio.

“La ABT amplió permisos para incendios en la época seca más crítica con la resolución 104/21. Los bosques bolivianos ya sufrieron el impacto de dos megaincendios en 2019 y 2020. Ya se han registrado incendios en Chiquitanía: Naranjos, Santa Teresita, Tucabaca, San Matías, hay riesgo en San Ignacio por denuncias de hallazgos de llantas (insumos para provocar megaincendios). También ha habido incendios en Cochabamba (Parque Tunari, Punata, Sipe Sipe), Tarija (Valle de Sama). No hay prevención ni sanciones, solo impunidad y destrucción de los bosques”, denunció la organización ambiental a través de sus redes sociales.

Los pasados dos años, la región de la Amazonía sufrió incendios que posteriormente calificaron los organismos internacionales como un “desastre ambiental”. A partir de ese año se demandó que se abroguen normas consideradas “incendiarias” aprobadas durante los gobiernos de Evo Morales y Jeanine Áñez.

“Hay una relación directa entre los incendios y los planes de los complejos productivos en la región. Esa clara relación entre las propuestas de desarrollo y los incendios no son accidentes y pone en riesgo nuevamente a estas áreas, pero lamentablemente las autoridades no están entendiendo que debe haber un cambio de visión de desarrollo”, dijo a ANF, el biólogo e investigador, Vincent Vos.
//ANF


336 x 90 QS

Noticias relacionadas:

VISION MUNDIAL 1

Opinión

Noticias