banner movil Torres

Sociedad

26 de febrero de 2018 15:20

Sedeges: Centros infantiles y geriátricos "ilegales" abundan en La Paz y El Alto

El Sedeges anuncia sanciones drásticas para “escarmentar” a este tipo de instituciones que operan de forma ilegal y sin las mínimas condiciones de seguridad e higiene ni planes pedagógicos.

sed Un funcionario del Sedeges clausura un centro infantil. Foto: Sedeges
yo-apuesto-por-bolivia
La Paz, 26 de febrero (ANF).- Centros infantiles y geriátricos sin personal calificado, instalaciones poco adecuadas y sin las mínimas condiciones higiénico-sanitarias son instituciones que no tienen autorización para funcionar y que en los últimos años han proliferado en La Paz y El Alto evadiendo los controles que realiza el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) que asegura que más de 100 centros para niños y una veintena de asilos funcionan de manera ilegal.

Desde 2015 a la fecha, de 369 centros infantiles 99 están acreditados, 49 fueron cerrados y 100 operan de forma ilegal, el resto está en proceso de acreditación.

En el caso de los geriátricos solo cinco tienen autorización de los más de 20 entre privados y públicos que existe. Ocho fueron clausurados por incumplir las normas.

Según el jefe de Acreditación y Control de Centros, César Hidalgo, la mayoría de estas instituciones ilegales son abiertas para “lucrar” porque no ofrecen las garantías que establecen las normas para sus clientes ni para su funcionamiento.

Dijo que en el caso de los geriátricos, los ilegales abundan en la zona Sur de la urbe paceña, muchos de éstos se camuflan en domicilios particulares, espacios improvisados y no ponen identificación para no ser detectados por las brigadas del Sedeges que realiza los operativos.

“Se han incrementado bastante estos centros clandestinos, funcionan en domicilios particulares y sin ningún tipo de identificación. Tenemos una brigada que hace seguimiento a este tipo de casos y así se detecta para hacer el cierre por vulnerar los derechos de las personas e incumplir los requisitos”, señaló.

Hidalgo remarcó que la mayoría de los centros ilegales, tanto casas de reposo para personas de la tercera edad y centros infantiles, brindan una atención pésima a los internos  y menores porque no cuentan con el personal adecuado ni planes pedagógicos, sin embrago cobran sumas altas.

Los geriátricos “dan una atención pésima y cobran entre 3.000 y 8.000 bolivianos. Se han convertido en un lucro para estas personas (…). Los centros infantiles (ilegales) carecen de un proyecto institucional, no tienen un programa de aprendizaje para desarrollar habilidades, estimular la motricidad fina y gruesa”, advirtió.

En el caso de El Alto se detectaron centros infantiles que operan sin autorización, aunque no precisó la cantidad.

“Escarmentar” a los ilegales

El funcionario señaló  que en la última semana se cerró de forma temporal a 11 centros infantiles en La Paz por incumplir las normativas que avalen su funcionamiento. Por ejemplo contar con personal adecuado en el área, psicólogos, nutricionistas y parvularios para que tenga un buen contacto con los niños, así como también infraestructura y un plan pedagógico.

Estos negocios tienen un plazo establecido para regularizar sus documentos, caso contrario serán cerrados de forma definitiva.

Remarcó que continuarán con los controles a los centros infantiles y sanciones drásticas para escarmentar a los propietarios de los negocios ilegales. Además resaltó que los operativos se realizan en coordinación con la Defensoría de la Niñez y el Ministerio de Justicia para proceder con las clausuras.

“En conjunto con la Defensoría de la Niñez y el Ministerio de Justicia estamos haciendo los operativos y coordinaciones para hacer acciones más eficientes y para escarmentar a este tipo de negocios y no vuelvan a abrir”, indicó.

/MLA/FC/

Suscríbase
Si desea recibir y tener acceso a la más completa información de Bolivia, debe suscribirse a uno de los planes que le presentamos a continuación.

Ver planes de suscripción

Noticias relacionadas: