Sociedad

25 de noviembre de 2021 10:50

Alertan retroceso en los derechos de las niñas en Bolivia

Según datos del Servicio Nacional de Información de Salud y Vigilancia Epidemiológica, en el país, hay 1.113 madres niñas, menores de 15 años, la mayoría producto de violencia sexual. En el Día Internacional de Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, Plan International Bolivia ve con preocupación cómo se normalizan las agresiones, sobre todo contra las niñas y adolescentes.

foto referencial Niños Foto: Plan Internacional
ANF-728x90px-Inscripciones
foto

La Paz, 25 de noviembre (ANF).- Hoy es el Día Internacional de Eliminación de la Violencia Contra la Mujer y esta fecha encuentra al país  con datos que preocupan. De enero a octubre de este año, se registraron 1.113 niñas, con menos de 15 años, embarazadas, en su mayoría producto de violaciones, revela el Servicio Nacional de Información de Salud y Vigilancia Epidemiológica (SINS) del Ministerio de Salud.

 Además, el Ministerio Público reporta, cada día, al menos 110 casos deviolencia cometidos contra la población infantil femenina, situación considerada como un retroceso en el ejercicio de derechos, en especial de las niñas por Plan International Bolivia.

La directora País de esta institución, Emma Donlan, lamentó que se normalicen las agresiones que sufren las niñas. Citó como ejemplo lo sucedido con el caso del municipio de Yapacaní, Santa Cruz, donde sectores conservadores se opusieron a la interrupción legal del embarazo de una niña de 11 años de edad, que fue violada por su abuelastro.

“Cada 15 minutos una niña es agredida en Bolivia, esto es un hecho alarmante. Nos preocupa que se violenten los derechos de este sector y que no se respeten las leyes, como la Sentencia Constitucional de 206/2014, que posibilita la interrupción legal de un embarazo en caso de violación. Sabemos que el embarazo infantil pone en riesgo la vida, sin dejar de lado la interrupción de sus proyectos futuros, además de la ampliación de las brechas de desigualdad”, expresó Donlan.

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer; sin embargo, los datos del SINIS y el Ministerio Público deberían llamar no sólo a la reflexión, sino a la acción, porque los avances logrados en las leyes bolivianas pueden caer en un retroceso, según Plan Internacional (PI).

“Es muy peligroso que el Estado se aleje de los preceptos adoptados para la protección, lo que significaría un retroceso, por eso hacemos un llamado a las defensorías de la niñez y a los servicios legales para que cumplan con su rol”, afirmó Donlan.

Falencias en la atención a víctimas

El miembro del Consejo Consultivo de Jóvenes de PI, Grajam Sedey Zambrana, cuestiona que se continúe revictimizando a las mujeres y que no exista un programa estatal, en el que se brinde un servicio gratuito de psicología a las víctimas, con el fin de que se cumpla lo establecido en Ley Nº 348: Integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia, en relación a la atención, protección y reparación a las mujeres en situación de violencia.

Consideró que se debe fortalecer el trabajo de los Servicios Legales Integrales Municipales (SLIM) y de las Defensorías de la Niñez, pues al momento de conocer un caso de violencia, dejan en el “desdén” a las víctimas y tampoco se trabaja en la prevención de la violencia en el seno familiar, que es el núcleo donde empieza a vulnerarse los derechos.

“Un hecho que se deja de lado y que ni siquiera fue tomado en cuenta durante la pandemia es saber cómo está la salud de las niñas y adolescentes que estuvieron encerradas con sus agresores. No existen datos, porque no se brinda atenciones, como pasa con cualquier enfermedad y esto es una gran debilidad que tiene el Estado”, mencionó.

Grajam opinó que frente a estas vulneraciones es preciso trabajar en la revalorización del derecho que tienen las víctimas de violencia, en especial de las niñas y adolescentes.

Necesidad de cambios positivos

Por su parte, el oficial de Programas de Plan International en temas de Género y Derechos Reproductivos, Miguel Becerra, hizo hincapié en los tipos de violencia que afectan a niñas, adolescentes y jóvenes, y que están relacionados con lo psicológico, sexual, lo digital o virtual, incluso lo económico.

Explicó que estos problemas se incrementaron en la pandemia, por lo que desde PI se trabaja en la prevención, creando espacios de empoderamiento y proyectos seguros de información para que las mujeres accedan a estos y los pongan en práctica en su vida.

Ante esta realidad, lo importante, para lograr cambios positivos, es fortalecer los lazos de sororidad entre mujeres y apoyar los espacios de liderazgo femeninos, en los que se aborden soluciones a los problemas que aquejan a este sector.

“Como hombres también debemos cuestionar los roles de poder, como el machismo y evitar su reproducción”, reflexionó.

En este sentido, Donlan convocó a la sociedad boliviana en su conjunto a tomar acciones en pro de las niñas y adolescentes y considerarlas como sujetos de derecho.

/ANF/





ANF-336x90px-Inscripciones

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias