Sociedad

8 de noviembre de 2017 16:28

Activistas protestan contra la matanza de jaguares y la impunidad de traficantes de fauna

De agosto de 2014 a 2016, más de 88 jaguares fueron asesinados para la extracción de 337 colmillos para comercializarlos en China.

tapajagua La protesta de activistas en puertas del Sernap en Sopocachi. Foto: ANF

La Paz, 8 de noviembre (ANF).- Un grupo de activistas ambientales protestó este miércoles contra la matanza de jaguares y la impunidad que gozan los traficantes de fauna y animales silvestres. Reportaron que de agosto de 2014 hasta 2016, más de 88 jaguares fueron asesinados con el fin de extraerles alrededor sus colmillos -337- para traficarlos en China.

La activista del colectivo En Primera Persona, Nohely Guzmán, remarcó que la situación actual del jaguar en el territorio nacional es “vulnerable” debido a que el animal está catalogado en el libro de los vertebrados de Bolivia como especie en peligro extinción, lo que se agrava con la caza ilegal y el tráfico de sus colmillos.

“Los últimos datos reportan que a nivel nacional quedan entre 2.000 y 3.000 jaguares. Es una especie en peligro de extinción (…) Los jaguares representan la salud del ecosistema y su eliminación va a terminar afectando la salud de las poblaciones locales. Por eso pedimos una ley que proteja la vida y a los animales silvestres”, afirmó en la protesta que se realizó en puertas del Servicio Nacional de Áreas Protegidas en la zona de Sopocachi.

Guzmán señaló que de los 88 casos de muertes de jaguar entre 2014 y 2016, solo unos cuantos fueron denunciados a la Fiscalía, sin embargo los responsables del tráfico de colmillos fueron absueltos.

“Tenemos reportados 88 casos de asesinatos de jaguares para la extracción de sus colmillos. Este año no se cuenta con datos oficiales, pero de ese número (88) solo unos cuantos llegaron a la justicia, pero los traficantes no reciben la sanción como establece la Ley 1333 que determina cárcel, no se está cumpliendo. Mientras la cacería sigue y es alarmante”, aseveró.

De acuerdo a los datos del colectivo En Primera Persona, la amenaza contra los jaguares en Bolivia crece porque presuntamente los ciudadanos chinos son los que demandan productos de animales silvestres e incluso son comercializadores, por lo que los traficantes de fauna se dan modos de matar y obtener los colmillos del animal para luego enviarlo hasta China.

“El tráfico de colmillos de jaguares se dirige a China por muchas razones. En ese país se concentra la riqueza y creencias que terminan con la vida de este animal que es el protector de los bosques en Bolivia”, indicó.

Piden mayor presupuesto para guardaparques

Los activistas exigieron al Gobierno destinar mayores recursos a los guardaparques y al Servicio Nacional de Áreas Protegidas – Bolivia (Sernap) para que fortalezca los trabajos de control en los bosques de Beni, Santa Cruz, La Paz y Pando donde habitan estos animales. Además de crear una ley que endurezca las sanciones contra los traficantes de fauna.

“Como activistas damos todo nuestro apoyo a los guardaparques que hacen un trabajo incansable, pero también pedimos un mayor apoyo del Gobierno y de las instituciones ambientalistas que han quedado en silencio ante la matanza. Pedimos que se asigne una mayor cantidad de recursos al Sernap”, añadió, la activista.

Según datos oficiales de la Dirección General de Biodiversidad y Áreas Protegidas (DGBAP) del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, los 88 felinos que fueron asesinados entre 2014 y 2016 se encontraban en las regiones del Parque Nacional Madidi y de la Reserva de la Biosfera y Tierra Comunitaria de Origen Pilón Lajas, ambas ubicadas al norte del departamento de La Paz.

Detallan que las 337 piezas de colmillo fueron interceptadas durante un operativo de fiscalización que eran 15 envíos que provenían de Santa Cruz y Cochabamba con destino a China. Según los datos, de esas 15 encomiendas, dos fueron gestionadas por bolivianos y 13 por ciudadanos chinos residentes en Bolivia.

Además, aseguran que hasta 2009, la mayor amenaza que existía contra los jaguares era la pérdida de su hábitat. A partir de 2014 empezó a ser cazado para extraerle los colmillos y venderlos a China

/MLA/FC/


Suscríbase
Si desea recibir y tener acceso a la más completa información de Bolivia, debe suscribirse a uno de los planes que le presentamos a continuación.

Ver planes de suscripción

ANF movil

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias