Acceso a clientes

Seguridad

8 de agosto de 2020 08:00

Indulto y Amnistía beneficia solo a 276 reclusos de los 3.000 que proyectó el Gobierno

En países de la región las liberaciones fueron mayores que en Bolivia. Hasta abril, países como Chile y Colombia liberaron a unos 7.500 reclusos, Brasil aprobó la liberación de 30.000 y México apuntaba a liberar a 10.000 internos.

Sacan ataúd cárcel de San Pedro Puerta principal del penal de San Pedro. Foto: ANF
AF-ANF-728x90px-Profesional-por-un-dia

La Paz, 8 de agosto (ANF).- El decreto presidencial de Indulto y Amnistía, puesto en vigencia para descongestionar las cárceles por la pandemia del nuevo coronavirus, benefició hasta la fecha a solo 276 privados de libertad en todo el país, de acuerdo a datos del Servicio Plurinacional de Defensa Pública. El gobierno proyectó al menos 3.000 liberaciones, sin embargo, requisitos exigentes y trámites burocráticos impiden cumplir el objetivo, mientras la enfermedad sigue cobrando vidas en las cárceles.

Las liberaciones realizadas en el marco del indulto y amnistía solo representan el 9,2% de la cantidad proyectada y el 1,5% del total de la población penitenciaria, estimada en 18.260 internos.

La norma vigente desde mayo de este año establece la concesión de amnistía o indulto por razones humanitarias a las personas de 58 años o más de edad con enfermedad crónica avanzada o terminal, con discapacidad grave o muy grave, a mujeres embarazadas o con niños lactantes, así como a aquellas personas que tuvieran bajo su cuidado único y exclusivo a uno o varios niñas o niños menores de seis años.

También beneficia a aquellas personas que se encuentren con detención preventiva en los recintos penitenciarios o cuenten con medidas sustitutivas a la detención preventiva, siempre y cuando no estén relacionados con delitos graves.

El Órgano Judicial además impulsó jornadas de descongestionamiento y audiencias virtuales para atender las solicitudes de libertad de los internos con las que obtuvieron medidas sustitutivas y libertad 547 personas, aunque no se conoce la cantidad de personas que ingresaron a las cárceles con detención preventiva en los cuatro meses de cuarentena. 

Ante esta insignificante cantidad de liberaciones, la Defensoría del Pueblo propuso ampliar el alcance de la medida legal ante la urgente necesidad de reducir los niveles de hacinamiento en los centros penitenciarios, que supera el 200%, y frente a la crítica situación, con condiciones sanitarias deplorables, que enfrentan las y los privados de libertad, agravada por la pandemia de Covid-19.

El exdirector de Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos, propuso varias medidas para reducir el congestionamiento en los penales como reducción de penas, detención domiciliaria, control mediante llamadas, agilizar beneficios penitenciarios con trámites expeditivos que podrían vaciar las cárceles en un 50 por ciento.

En países de la región las liberaciones fueron mayores que en Bolivia. Hasta abril, países como Chile y Colombia liberaron a unos 7.500 reclusos, Brasil aprobó la liberación de 30.000 y México apuntaba a liberar a 10.000 internos.

Según datos públicos, al menos 42 privados de libertad fallecieron en las cárceles del país por el Covid-19, donde además existen unos 160 casos positivos y casi 200 sospechosos de portar el virus.

/ANF/


ANF-336x90px-profesional-por-un-dia

Noticias relacionadas:

Wordcel
portal

Opinión

Noticias