Banner Torres del Poeta GIF Acceso a clientes
banner movil Torres

Seguridad

30 de julio de 2020 12:14

Los Gobiernos en 20 años no lograron frenar la expansión del tráfico de drogas en Bolivia

Según datos del 2001 a 2020, el tráfico y consumo de drogas sigue con una preocupante escalada ascendente en el país.

FB_IMG_1595878857547 Efectivos de la FELCN destruyen droga incautada. Foto: archivo/FELCN
ANF-UCB 728x90px

Luis Callisaya 
La Paz, 30 de julio (ANF).- De acuerdo a los resultados de 198.197 operativos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) entre 2001 a 2020, Bolivia incautó 7.435,99 toneladas (t) de droga (cocaína y marihuana), con el pico más alto en 2009 con 1.964,32 t, y el más bajo en 2001 con 11,66 t, cifras que reflejan la expansión del narcotráfico. De 2016 a la fecha se registra un nuevo ascenso en el tráfico de drogas, además, también subió la prevalencia del consumo de la marihuana a 2% y la cocaína a 0.6%. 

El tráfico de drogas creció en el país en los últimos 20 años. Ni los gobiernos de Jorge Tuto Quiroga (2001-2002), Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003), Carlos Mesa (2003-2005) y Eduardo Rodríguez Veltzé (2005-2006) frenaron el avance del narcotráfico, pese al apoyo de la DEA (Departamento Antidroga de Estados Unidos). Tampoco gobierno de Evo Morales (2006-2019), que expulsó a la DEA, logró parar a los narcotraficantes. Ahora, en el gobierno transitorio de Jeanine Áñez (2019-2020) sigue en ascenso la circulación de sustancias controladas.

Más regiones de Cochabamba, La Paz, Santa Cruz y Beni son ocupadas por el narcotráfico, incluso algunas reservas nacionales fueron afectadas. La expansión legal de cultivos de coca se duplicó de 12.000 hectáreas (ha), vigente de 1988 a 2016, a 22.000 ha de 2017 a la fecha, cifras rebasadas constantemente y muestra de ello es que hasta 2019 la superficie cultivada alcanzó a 25.500 ha.
En los años con más operativos se logró una mayor incautación de droga, que circulaba de manera camuflada por distintos puntos del país, en su mayoría de tránsito hacía otros países. A continuación, las cifras que se conocen del secuestro de drogas en Bolivia.
A nivel nacional, entre 2001 a 2020 se vislumbran tres panoramas distintos del tráfico de drogas: 2001 a 2009 ascenso histórico, 2009 a 2015 un pálido descenso y de 2016 a 2020 una escalada ascendente.

En 2001 se secuestró 11,66 toneladas (t) de drogas, las cifras subieron poco a poco hasta 2005 con 45,84 t y de 2006 en adelante hubo un ascenso acelerado hasta alcanzar los picos más altos en estos 20 años, 2008 con 1.141,44 t y 2009 con 1.964,32 t.

Luego, de 2010 a 2015 las cifras de droga secuestrada bajaron significativamente, en el caso de la cocaína bajó de un promedio de 33.000 Kg por año a 21.284,77 Kg y la marihuana de 1.073.325,63 Kg a 83.598,04 Kg. 

Cochabamba (1.111.461,74 Kg), La Paz (566.346,22 Kg) y Santa Cruz (438.868,48 Kg) eran, en ese entonces, las regiones donde se halló más sustancias controladas.
La cara opuesta son los datos registrados de 2016 a la fecha, las cifras muestran una preocupante escalada ascendente de 148 t a 358 t de droga de secuestrada, lo llamativo es que en nueve meses de gobierno de Jeanine Añez se secuestró más droga que en gestiones pasadas, es decir, ni la emergencia por el coronavirus frenó a los narcotraficantes.
De esas cifras, solo en la gestión de Áñez (del 13 de noviembre de 2019 al 28 de julio de 2020) se secuestró 6.092 Kg de cocaína base, 3.269 Kg de clorhidrato de cocaína y 366.111 Kg de marihuana en 4.722 operativos.
Según el actual gobierno, el negocio de la droga creció en el país por falta de control en la gestión de Evo Morales y mueve al menos 2.500 millones de dólares al año. Bolivia se convirtió “en un país de tránsito, pero algo que nos debe preocupar mucho es que en nuestro país se ha empezado a consumir grandes cantidades de cocaína”, señaló el ministro de Gobierno, Arturo Murillo. 

El diputado de Unidad Demócrata (UD), Tomás Monasterio, considera que este incremento de incautación de drogas en los últimos meses demuestra que en el gobierno de Evo Morales hubo mucha “permisividad” y protección con el narcotráfico, situación que cambió ahora y eso se ve en los resultados con el secuestro de más droga que en otras gestiones y una afectación mayor a la economía de las organizaciones criminales. 

“En tan solo seis meses de gobierno hemos logrado superar cuantiosamente las cifras de secuestro de drogas de los últimos 14 años del MAS. Hay una determinación de no encubrir a nadie, de castigar a las personas vinculadas con el narcotráfico”, refirió el parlamentario a ANF.

Para el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Remberto Calani, el actual gobierno solo maneja un “falso discurso” y no muestra la realidad de la lucha contra el narcotráfico ni el esclarecimiento de hechos relevantes, como el caso narcojet.

“En el anterior gobierno se ha incautado bienes, se ha detenido y se ha encarcelado a mucha gente. En el caso de las incautaciones que hace el señor (Arturo) Murillo yo no he visto hasta el momento personas detenidas”, señaló Calani a este medio de comunicación.

A todos estos datos se suman los secuestros de sustancias químicas y liquidas utilizadas para la elaboración de drogas, las cifras bajaron significativamente de 2010 a la fecha. Los efectivos antidroga secuestraron un total de 6.619.020.48 Kg de sustancias químicas sólidas y 14.655.233.4 litros de sustancias químicas líquidas.
Consumo de drogas 

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) en su informe 2020 advirtió que el consumo de drogas ha ido en aumento en el mundo, en 2009 se contaba con un estimado de 210 millones de consumidores (4,8% de la población mundial de 15 a 64 años de edad) frente a 269 millones en 2018.

La cifra muestra un alza del 30% más que en 2009 y representa a un 5,4% de la población adulta a nivel mundial, es decir, uno de cada 19 personas consume drogas. Los adolescentes y adultos jóvenes representan la mayor proporción de consumidores.

Para el representante de la UNODC en Bolivia, Thierry Rostan “no hay tregua, la cuarentena no significa nada cuando se trata de narcotráfico y lo que hemos observado en Bolivia o en la región son muchas incautaciones de sustancias, especialmente de cocaína y también de marihuana”.

La marihuana es la sustancia que más se consume a nivel mundial. Al menos 192 millones de personas consumieron esa droga en 2018. Ese mismo año, unos 19 millones de personas consumieron cocaína. 

En Bolivia también subió la prevalencia del consumo de drogas en 2018, en comparación a 2014. Se estima que un 2% de la población adulta boliviana consumió marihuana en 2018 superior al 1.27% en 2014. Los varones consumen más que las mujeres esta droga. Jóvenes de 16 a 30 años de edad son los mayores consumidores. 

Los jóvenes de 16 a 18 años son los que más consumen marihuana.

El consumo de la cocaína también aumentó de 0,3% en 2014 a 0,6% en 2018 entre la población de 15 a 64 años de edad, con mayor prevalencia los varones.

Los varones consumen más droga que las mujeres.

/ANF/


ANF-UCB 336x90px

Noticias relacionadas:

portal

Opinión

Noticias