Acceso a clientes

Seguridad

4 de abril de 2021 14:29

En tres meses se incautó más 200 vehículos chutos y otros 40 que fueron incinerados

Los contrabandistas adoptaron nuevas medidas de alerta para evitar lo operativos militares y de ingreso a territorio nacional.

2021033111144943298 Uno de los vehículos incinerados en Pisiga. Foto: Ministerio de Defensa

La Paz, 4 de abril (ANF). - En los operativos que se realizaron en el primer trimestre del año entre la frontera de Bolivia con Perú y Chile, se incautó más de 200 vehículos indocumentados y otros 40 que trasladaban mercadería de contrabando fueron incinerados, conforme a la norma de lucha contra ese ilícito. 

El director de Lucha Contra el Contrabando, Vladimir Orellana, afirmó que la incineración de los vehículos con contrabando se realizó en base a la norma y para evitar que los contrabandistas agredan a los efectivos militares de la Fuerza de Tarea Conjunta. 

"Fruto de los diferentes operativos realizados en el primer trimestre del año en la frontera con Perú y Chile, se decomisaron más de 200 vehículos indocumentados y otros 40 fueron incinerados. Algunos ya fueron remitidos a la Aduana Nacional y el resto están en pleno proceso", precisó la autoridad a medios locales de Oruro. 

La madrugada del 29 de marzo, la Fuerza de Tarea Conjunta de lucha contra el contrabando en el sector del Basural en Pisiga, incineró siete vehículos con mercadería que ingresaron de manera irregular a territorio boliviano. 

Un grupo de militares interceptó el convoy de motorizados y procedió a la captura de los contrabandistas, estos atacaron a los efectivos de la FTC y escaparon. Al no poder secuestrar los vehículos, decidieron quemarlos en el lugar para dejar sin utilidad los equipos y diferentes enseres. 

Nuevas estrategias 

Por otra parte, Orellana señaló que los contrabandistas encontraron nuevas rutas para trasladar la mercadería ilegal, ahora ingresan por la localidad de Suches en el norte de La Paz. En la región se encuentra un centro minero aurífero, en el municipio de Pelechuco. 

A la vez señaló que los grupos organizados usan dinamita para ahuyentar los operativos militares, ademas que es una forma de alertar a los pobladores del lugar para actuar si es que existe algún incidente. 

“Los puntos más álgidos son Pisiga (en la frontera con Chile), pero también en sector norte de Suches (frontera con Perú, provincia Franz Tamayo de La Paz) ahora optaron por esa nueva ruta para trasladar la mercadería ilegal", añadió Orellana al programa Buena Noche del diario Opinión. 

Los efectivos militares cavaron zanjas en el punto fronterizo Pisiga con Chile, a pocos metros del sector denominado El Basural, con el fin de evitar el ingreso de los motorizados. Al respecto, Orellana develó que estos puntos fueron reabiertos, incluso usan escaleras metálicas como puentes para evadir las excavaciones. 

En un video difundido a través de redes sociales, se observa que en ese sector los contrabandistas se dan modos para evitar las zanjas. Usaron dos escaleras metálicas para que sirvan como puentes improvisados y los vehículos pasen a territorio boliviano. 

Por último, Orellana indicó que se identificaron a cuatro clanes que se dedican a este ilícito, que son investigados por las autoridades correspondientes. Se desea conocer quiénes más se han incorporado  y quiénes han reaparecido, tomando en cuenta que el 2019 fueron desarticulados. 

/EUA/NVG


Noticias relacionadas:

portal

Opinión

Noticias