banner movil Torres

Seguridad

10 de enero de 2019 11:35

El niño de la familia boliviana descuartizada murió dos días después

El informe forense indica que la pareja de bolivianos falleció el 23 de diciembre

FAMILIA MORANTE Los hermanos de Irma Morante y Jesús Reynaldo Condori, que fueron hallados descuartizados en Brasil, durante la entrevista con Unitel. Foto: Captura Unitel
Publicidad movil CNC 06.05.19

La Paz, 10 de enero (ANF).- Dos días después de que falleció la pareja de bolivianos, Jesús Reynaldo Condori e Irma Morante, que fueron hallados descuartizados en Brasil, su hijo Gian Abner, de 8 años, recién habría muerto el 25 de diciembre, reveló este jueves, Gladys Morante, hermana de la mujer asesinada, con base al informe forense.

Morante explicó, durante una entrevista en la red televisiva Unitel, que según el informe del médico forense en Brasil, su hermana Irma y su esposo Reynaldo fallecieron el 23 de diciembre de 2018 y dos días después recién el niño.

Según la versión de los vecinos, la hermana dio a conocer que el principal sospechoso del crimen Gustavo V. A, que era su cuñado y trabajaba con las víctimas, estaba varios días con el niño tras la muerte de la pareja. El presunto autor es marido de la hermana mayor de los Morante.

El martes en la noche, los cuerpos de los tres miembros de la familia Condori Morante, que estaban desaparecidos desde diciembre de 2018, fueron hallados en una vivienda del Estado Itaquaquecetuba en Sao Paulo (Brasil).

La familia boliviana que llegó hace 23 años al vecino país tenía una pequeña empresa de confección de prendas de vestir, situada en el centro de Sao Paulo, y se reportó de su desaparición el 23 de diciembre de 2018. 

Sus parientes hicieron campañas de búsqueda en las redes sociales hasta que finalmente la Policía encontró los restos de las víctimas en el baño de una vivienda alquilada por el presunto autor. Se conoce que los cuerpos descuartizados estaban dentro de bolsas plásticas de basura distribuidos en tres maletas.

Sergio Morante contó que desde el 23 de diciembre la pareja ya no respondían las llamadas pero días después llegaron mensajes de su hermana deseándoles un Feliz Año Nuevo pero cuando intentaron llamarla no contestaba de ningún teléfono y se dieron cuenta que no era ella quien los enviaba. Ante esto, se presume que el cuñado era quien envió los mensajes.

Betsabé Condori, hermana de Reynaldo, afirmó que se presume que Gustavo V. planeó el crimen hace meses porque Irma Morante tenía guardado $us 40.000 en su ropero.

Condori señaló que, el 23 de diciembre, Irma dejó a una prima al cuidado a su hijo Gian y ella la notó un poco triste.

Sin embargo, Betsabé afirmó que su prima le contó que ya era de noche e Irma no recogía al niño, por ello su esposo fue a dejarlo hasta la casa de los Condori Morante pero solo el principal autor abrió la puerta y le dijo que la pareja se estaba alistando para viajar a Bolivia y él lo recibió al niño.

/AQZ/FC/



Noticias relacionadas: