Banner Torres del Poeta GIF Acceso a clientes
banner movil Torres

Seguridad

10 de enero de 2020 13:19

Dictan arresto domiciliario para dos principales implicados en caso Barcazas chinas

El Contralmirante Freddy Ballesteros y el abogado Carlos Hur deben cumplir con el arresto domiciliario y otras medidas sustitutivas por este caso.

c-whatsapp-image-2019-04-04-at-416-396419-EA96 Las barcazas chinas. Foto: archivo

La Paz, 10 de enero (ANF).- La Sala Penal Segunda y el Tribunal Segundo de Sentencia de La Paz dispusieron la detención domiciliaria para el Contralmirante Freddy Ballesteros y el abogado Carlos Jang Hur, principales acusados del Ministerio Público por la estafa y corrupción en el proceso de adquisición por el Estado de 16 barcazas chinas y dos empujadores, por un costo de más de 28 millones de dólares, según la información a la que accedió ANF.

La audiencia de Ballesteros se llevó en la Sala Penal Segunda donde logró desvirtuar los riesgos procesales y esa instancia dispuso el arresto domiciliario además del arraigo, tres garantes solventes, la prohibición de acercarse al resto de los procesados y acudir a los actos procesales del caso.

El Contralmirante Ballesteros fue imputado y acusado formalmente para ir a juicio por los delitos de contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica e incumplimiento de deberes.

El exjefe militar fue involucrado debido a que en su calidad de gerente general de la Empresa Naviera Boliviana (Enabol) firmó un contrato con empresas coreanas-chinas para la compra de las barcazas y remolcadores en 2009. 

El otro implicado en este caso es el abogado Hur, quién también se benefició con el arresto domiciliario, medida fue dispuesta por el Tribunal Segundo de Sentencia. Además, el sindicado debe cumplir con las siguientes disposiciones judiciales: arraigo, presentación en el Ministerio Público cada 15 días, señalar un domicilio real donde cumplirá la medida y una fianza de Bs 100 mil.

El caso Barcazas que se conoció el 2012 reveló graves irregularidades en la suscripción del contrato entre la Empresa Naviera Boliviana (Enabol) y las empresas coreanas-chinas subcontratadas por la compañía General Marine Business el 2009, para la construcción de barcazas y empujadores. 
Enabol pagó al contado y por adelantando $us 28 millones, de ese monto, $us 3 millones debían ser destinados al transporte de los bienes que nunca llegaron al país, durante las investigaciones se conoció que esos recursos económicos fueron a parar a cuentas de terceras personas.

Hasta la fecha el Estado no ha podido recuperar esos productos navieros, debido a que el caso está envuelto en un litigio internacional.

En enero del 2019 se conoció que el Tribunal Marítimo de Quingdao falló a favor de Bolivia y le restituyó el derecho propietario sobre 16 barcazas y 2 remolcadores que estaban en litigio. Pese a eso las barcazas no fueron trasladadas al país y se teme que los bienes estén deteriorados.

/LACH/

Si desea acceder a la información completa de la nota, puede suscribirse al servicio de ANF


Banner UCB 19.12.19

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias