Seguridad

30 de noviembre de 2021 21:15

ANP rechaza llamado de fiscal a un periodista como testigo de un delito

“Es un despropósito total por parte de la Fiscalía. Atenta contra la libertad de expresión y la libertad de información”, expresó la asesora legal de la ANP, la abogada Mabel Antezana.

G El periodista del diario boliviano El Deber, Guider Arancibia. Foto: Internet
ANF-728x90px-Inscripciones (1)
Jubileo22

La Paz, 30 de noviembre (ANF). – La Asociación Nacional de la Prensa (ANP) expresó rechazo a la convocatoria de un fiscal al periodista de investigación del diario El Deber, Guider Arancibia, en calidad de testigo, dentro de una indagación sobre el uso de bienes incautados para apoyar a grupos de choque del partido gobernante, durante un conflicto registrado en la primera quincena de noviembre.

La entidad que representa a los principales medios escritos, revistas especializadas y la Agencia de Noticias Fides (ANF) reclamó la aplicación de la Ley de Imprenta para examinar presuntas faltas en la publicación de noticias, y lamentó que el fiscal encargado del caso no llame a los involucrados en el hecho denunciado por el periodista Arancibia.

El pronunciamiento se dio a conocer luego de que el fiscal Roberto Ruiz modificó la citación enviada a Arancibia en “calidad de denunciado”, pero luego emitió otra notificación cambiando la figura a “testigo”.

El periódico boliviano El Deber impugnó la citación inicial y el periodista no acudió a  la convocatoria que estaba prevista para las 15.00 horas del martes 30 de noviembre. El comparendo llevaba la advertencia de aprehensión en caso deincumplimiento.

Guider Arancibia declaró a la Unidad de Monitoreo de la ANP que recibió apoyo legal de su medio de prensa y no se presentó. “Fui notificado el 25 de noviembre y los abogados del periódico respondieron que la Fiscalía no tiene competencia porque en mi condición de periodista se me debe aplicar la Ley de Imprenta, no la justicia ordinaria”, afirmó.

En opinión del director general de El Deber, Pedro Rivero Jordán, la convocatoria del fiscal Ruiz expone “señales que son inequívocas” y aparentemente “dirigidas a la intimidación del periodista”.

“Es un despropósito total por parte de la Fiscalía. Atenta contra la libertad de expresión y la libertad de información”, expresó la asesora legal de la ANP, la abogada Mabel Antezana.

La jurista especializada en libertad de expresión recordó que son innumerables las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el rol esencial de los medios de comunicación en el ejercicio de las libertades personales y la democracia”.

“Estos temas deberían ser de conocimiento de los representantes del Ministerio Público en mérito a lo establecido en los arts. 5 y 11 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, que se refiere a los principios que rigen sus funciones, entre los que están el principio de legalidad y transparencia y la protección a víctimas, testigos y servidores públicos”, comentóAntezana.

Amedrentamiento

“La citación es una forma de amedrentamiento para impedir que el periodista desarrolle su trabajo como corresponde. El periodista Guider Arancibia sólo realizó su trabajo, que además está enmarcado dentro de los parámetros de la Ley de Imprenta, por lo tanto, no puede ser citado ni como testigo y menos como denunciado”, advirtió.

Arancibia, también abogado de profesión, dijo que la contradicción de considerarlo testigo y a la vez denunciado en el mismo documento anula la citación, por lo que consideró que se trata de un amedrentamiento a su labor de prensa y que relacionó con una de sus últimas investigaciones.

El trabajo periodístico demostró que dos vehículos confiscados al narcotráfico y que estaban bajo custodia de la oficina gubernamental de Bienes Incautados, dependiente del Ministerio de Gobierno de Bolivia, fueron utilizados para trasladar a grupos de choque que, en la primera quincena de noviembre atacaron puntos de bloqueo durante un paro multisectorial contra leyes promulgadas por el presidente Luis ArceCatacora.

En respuesta a la impugnación de El Deber, el 30 de noviembre el fiscal Ruiz dejó sin efecto la citación con el argumento de que se había cometido un error al considerar al periodista como denunciado, hecho que atribuyó al centenar de citaciones emitidas diariamente y la dificultad de revisarlas.

“Me pregunto por qué en vez de convocar a un periodista, no convocan a los funcionarios del Ministerio de Gobierno o de Bienes Incautados. Está claro que lo que pretenden es amedrentarme”, sostuvo el comunicador.

El 26 de noviembre, un día después de haberse emitido la citación contra el periodista Arancibia, el expresidente Evo Morales, acusó a medios de comunicación de falsear la verdad. “Cuidado que se acabe la paciencia para algunos medios de comunicación”, arremetió Morales, y su declaración que fue rechazada por la ANP y otras entidades representativas de periodistas.

/ANF/





ANF-336x90px-Inscripciones (1)

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias