1 BANNER ALCALDIA ESCRITORIO

Politica

10 de noviembre de 2019 18:05

Tras renuncia de Evo, termina el ciclo de Gobierno más largo de la historia de Bolivia

El partido gobernante MAS no logró su objetivo de cumplir un cuarto mandato en la administración del Estado.

EVO MORALES Evo Morales y Álvaro García Linera en la última campaña. Foto: ABI
SEPTIEMBRE 1

La Paz, 10 noviembre (ANF).- Ha llegado a su fin el periodo de Gobierno más largo de la historia del país. Después de 13 años, nueve meses y 19 días, Evo Morales y Álvaro García Linera han renunciado a sus cargos a poco más de dos meses de cumplir su mandato, en medio de una convulsión social.

Morales y García Linera asumieron su primer mandato el 22 de enero de 2006, producto de su victoria en las elecciones de 2005, proceso electoral que fue convocado tras una revuelta popular en contra del entonces gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa.

Como si la historia se repitiera, Morales no terminó su tercer mandato de Gobierno, cercado por las movilizaciones que exigieron su renuncia después del fraude y de las graves irregularidades en el proceso electoral de octubre de este año.

Administraron el Estado durante casi 14 años, un record del que el exmandatario siempre presumía, pues ningún gobernante había logrado extenderse tanto tiempo, sin embargo, los opositores advirtieron que la “perpetuación” en el poder era un riesgo para la democracia.

Las aspiraciones de un cuarto mandato se frustraron, este domingo Morales dirigiéndose al país dijo: “Estoy renunciando para que Mesa y Camacho no sigan maltratando a nuestros dirigentes y no sigan perjudicando a la gente más humilde”.

“Es mi obligación buscar esta pacificación, espero que Mesa y Camacho que entiendan este mensaje. No perjudiquen a la gente pobre, no utilicen al pueblo”, sostuvo tras 21 días de un paro indefinido, marchas y cabildos en contra de su Gobierno.

Acusó al candidato a la presidencia por Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa y al presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Luis Fernando Cantoral, de ser los responsables del “golpe de Estado” en contra de su Gobierno.

García Linera su acompañante en este mandato continuo también anunció que presentará su renuncia a la Asamblea Legislativa Plurinacional “Yo también (renuncio), yo soy su vicepresidente, le he sido leal y me siento muy orgulloso de haber sido vicepresidente de un indígena, de un campesino. Le seguiré siendo leal, acompañándole en las buenas y en las malas”, dijo.

En sus últimas palabras como mandatarios señalaron que, en este periodo de Gobierno, desde 2006, construyeron un país soberano, con la recuperación de los recursos naturales y la nacionalización de los hidrocarburos, que sacaron a miles de familias de la extrema pobreza y que sus políticas estuvieron orientadas a mejorar la vida de los bolivianos.

Pero las políticas sociales y el crecimiento económico no fueron suficientes para aplacar el descontento acumulado desde el 21 de febrero de 2006, referéndum que rechazó la repostulación de ambos políticos.

Pese al rechazo, el gobernante MAS impuso la repostulación de Morales y García Linera, con el Tribunal Constitucional Plurinacional y el Tribunal Supremo Electoral proclive al oficialismo, instancias que avalaron una sentencia constitucional que estableció la reelección sin límites de las autoridades electas y la habilitación para estos comicios.

Sin embargo, el hecho que desbordó el malestar ciudadano fueron las denuncias de fraude en las últimas elecciones generales, las acciones de los vocales del TSE que frenaron la posibilidad de una segunda vuelta, sospechas que un informe de la Misión de Auditoría de la Organización de los Estados Americanos fueron confirmadas y concluyó de la necesidad de nuevas elecciones ante la gravedad de las denuncias.

Ni Morales, ni García Linera reconocieron este informe, a pesar que el Gobierno había comprometido el carácter vinculante de sus recomendaciones. El exmandatario lo calificó de ser político.

“El 20 de octubre, hubo elecciones y el pueblo boliviano nos dio el 47% de sus votos (…) sin embargo, fuerzas extrañas, fuerzas oscuras desde ese mismo día empezaron a conspirar”, dijo García Linera.

La situación política para las exautoridades se agravó luego que el pasado viernes las unidades policiales de manera sucesiva se declararon en un motín. El país terminó con una mínima seguridad policial durante tres días.

Desde este sábado varias autoridades nacionales, departamentales, municipales, asambleístas renunciaron a sus cargos, en medio de una escalada de ataques a viviendas de oficialistas en el departamento de Potosí y Oruro.

Ambos exmandatarios manifestaron que seguirán luchando a pesar de este momento “aciago”. Es más, García Linera recordó el mensaje de Tupac Katari: “Volveremos y seremos millones”.

Sucesión constitucional

Morales y García Linera tras anunciar sus renuncias, éstas se deben materializar con cartas dirigidas a la Asamblea Legislativa Plurinacional, instancia que debe aceptar para dar paso a la sucesión constitucional de acuerdo a la Constitución Política del Estado.

De acuerdo a la Carta Magna, ante la ausencia definitiva del Presidente, asume el Vicepresidente y ante su ausencia sube la presidenta del Senado y en última instancia el presidente de la Cámara de Diputados.

Actualmente, Morales y García Linera anunciaron públicamente sus renuncias, también dimitió la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra, al igual de Víctor Borda a la Cámara de Diputados. 

/NVG/





1 BANNER ALCALDIA CELULAR R

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias