Politica

25 de octubre de 2021 10:24

Opositores ven ausencia de debate en la ALP y el MAS admite debilidad en socialización de leyes

Sectores observan que no existe socialización de las normas que el Legislativo está aprobando, esto a raíz del intento de aprobación del proyecto de ley contra la legitimación de ganancias ilícitas que al final fue retirado por el Ejecutivo

WhatsApp Image 2021-10-14 at 1.01.58 PM Sesión en la ALP. Foto: Cámara de Diputados
ANF-728x90px-Inscripciones
foto

La Paz, 25 de octubre (ANF).- La Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) es uno de los cuatro órganos del Estado; es quizás el más importante para la deliberación democrática por la diversidad política y territorial del país. Sin embargo, la opositora Creemos y Comunidad Ciudadana advierten la ausencia de debate y el Movimiento al Socialismo admite debilidades en la socialización de los proyectos de ley.

La aprobación de la Ley 1386 de Estrategia de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas y la frustrada aprobación del proyecto de ley 218 con el mismo nombre han puesto en evidencia un déficit en el debate y en la socialización de las propuestas de ley.

Los opositores de Creemos y Comunidad Ciudadana (CC) coinciden que tanto en el Senado como en Diputados no existe un debate real ya que, aunque las sesiones se extienden durante horas, el partido gobernante no escucha argumentos y termina aprobando las normas sin modificaciones, refleja la Observación Ciudadana de la Democracia (OCD) en su portal web.

“Por el hecho de que son mayoría (el MAS) terminan aprobando las leyes, aunque nosotros argumentemos o debatamos –lamentablemente- las leyes se aprueban porque son mayoría”, declaró la diputada de Creemos, Deysi Mayta.

El MAS tiene mayoría en la ALP, controla las dos directivas de las cámaras legislativas, sin embargo, el diputado Juan José Torres recuerda que el Legislativo es un espacio conformado por mayorías y minorías, por lo tanto, las minorías también deberían ser escuchadas.

“Ni siquiera es tanto minoría, es un 45% que le dijo no al masismo, pero ese 45% no es escuchado en las diferentes instancias legislativas”, protestó el legislador.

También recordó que el MAS en un desconocimiento de la democracia, al no lograr los dos tercios en las elecciones de 2020, entre “gallos y medianoche” aprovechó los dos tercios de la anterior legislatura para modificar los reglamentos de Diputados y Senadores para eliminar los dos tercios de al menos 11 artículos.

Torres cree que este hecho ha generado que el MAS apruebe las normas sin debate, sin respetar las cinco horas reglamentarias e incurriendo en la aprobación de leyes inconstitucionales como el decreto presidencial de amnistía. “Hay discusión, pero no es debate”, dijo.

El diputado Juanito Angulo (MAS) refuta estos argumentos, asegura que existe debate y sostiene que muchas veces realizaron sesiones hasta el amanecer, precisamente porque se escucha a todos los legisladores que quieren hacer uso de la palabra.

“Debatimos dos, tres horas, toda la noche. A veces empezamos en la tarde y terminamos en la madrugada. Hemos amanecido, para que cada diputado se manifieste y exprese su opinión”, explicó Angulo.

Los opositores creen que no se trata de que las sesiones duren por varias horas, sino que el debate constructivo tenga un resultado, por ejemplo, mejorar los proyectos de ley con el aporte de las bancadas, lo que no sucede.

En respuesta, el diputado del MAS señala que la intervención de los opositores “no es coherente ni es fundamentada”; que pretenden orientar la discusión hacia temas que están fuera del orden del día y se salen del reglamento interno. “El debate debe ser fundamentado”, insistió.

Su colega Lizeth Morales, dijo que no se trata de que su organización política tenga el 55% de votación, sino que como autoridades son responsables de “poder coordinar y hacer un debate sano, transparente, para que las organizaciones sociales estén tranquilas”.

La semana pasada el Gobierno resolvió retirar el proyecto de ley 218 contra la legitimación de ganancias ilícitas en medio de protestas, porque la norma vulneraba derechos fundamentales de la ciudadanía y además porque no había sido socializada.

Las organizaciones sociales y económicas también reaccionaron sorprendidas porque el MAS en la ALP sancionó la Ley 1386 de Estrategia de Lucha contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, consideran que se aprobó a “espaldas del pueblo”. Ahora piden su abrogación.

El diputado Angulo explicó que los legisladores tienen la misión de socializar las normas, que uno de esos mecanismos es a través de las Brigadas Parlamentarias, durante sus semanas regionales.

“Quizás en algunos (lugares) no se ha podido llegar, como recientemente se ha retirado el proyecto de ley contra la legitimación que ha sido sorprendida la población. Faltó socializar”, sostuvo.

Admitió que no se logra una socialización al 100% de la población, aunque dijo “vamos a seguir subsanando, sé que es una debilidad, hay que reconocer, pero hay que subsanar para las futuras aprobaciones”, sostuvo.

La diputada Nelly Leticia (MAS) afirmó que la socialización se realiza “con nuestras organizaciones sociales”, muchos de los legisladores del MAS tienen una pertenencia a las organizaciones sociales que son parte del Instrumento Por la Soberanía de los Pueblos (IPSP), por lo tanto, afirman que socializan en estos espacios.

//ANF//





ANF-336x90px-Inscripciones

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias