banner movil Torres

Politica

11 de julio de 2019 22:41

Adepcoca: Antes de la presidencia de Evo había paz y tranquilidad en los Yungas

Luego de días en enfrentamiento con las fuerzas policiales por despejar el bloqueo en las carreteras de los Yungas, el movimiento cocalero declaró un cuarto intermedio en sus medidas de presión.

c-c-13-398754-a8a0-398861-2A89 Desbloqueo en los Yungas, hace tres semanas. Foto archivo: Elvis Torrez.
CNC movil

La Paz, 11 de julio (ANF).- El Comité de defensa de la Asociación Departamental de Productores de Coca de los Yungas de La Paz (Adepcoca) considera que el Gobierno del presidente Evo Morales alteró el ambiente pacífico en el norte del departamento, debido a que sectores afines al MAS crearon divisiones entre los productores cocaleros. 

“Los Yungas era un sector de paz, de tranquilidad de convivencia pacífica antes que entre el Presidente Morales. Todos tenían su sigla política, pero entre todos cuando se decía que se va hacer un reclamo ante el poder ejecutivo, todos nos uníamos y todos hacíamos respetar nuestra causa (…). Hoy en día, sucede que el MAS está entrometiéndose a las organizaciones sociales haciendo paralelismo”, afirmó a ANF el delegado del Comité de defensa de Adepcoca, Javier Pinto.

Hace tres semanas, este sector inició un bloqueo de carreteras hacia los Yungas en pedido del respeto a Adepcoca y en rechazo de la creación de un mercado paralelo de comercialización que instaló el Gobierno en la zona de Chuquiaguillo. Asimismo, demandaba que el Gobierno deje de crear organizaciones paralelas y de perseguir a sus dirigentes.

Luego de días en enfrentamiento con las fuerzas policiales por despejar el bloqueo, el movimiento cocalero declaró un cuarto intermedio en sus medidas de presión. Sin embargo, anunció que las mujeres de Nor y Sud Yungas e Inquisivi marcharán con dirección al centro de acopio paralelo en Chuquiaguillo y realizarán un cerco en el lugar y una vigilia porque lo consideran ilegal. Además, asumirán otras medidas de presión.

Pintó recordó que antes del gobierno del presidente Morales existía una convivencia pacífica que permitió hacer escuchar sus demandas en gobiernos considerados neoliberales.

“Entre todos cuando se decía que se va hacer un reclamo ante el poder ejecutivo, emenerristas, condepistas, ucesistas todos nos uníamos y todos hacíamos respetar nuestra causa”, resaltó.

Explicó que desde la promulgación de la Ley General de la Coca Nº906 promulgada en 2017, la situación cambió, pues a partir de la postura crítica de Adepcoca, el Gobierno propició división en los cocaleros de los Yungas.

“Los Yungas está un poco dividido; un 85% estamos firmes en contra de este gobierno por la maldita Ley 906. Antes de la Ley 906 los Yungas todavía estábamos todos unidos. También con la creación de Conalpro (Confederación Única Nacional de Comercializadores al detalle de la hoja de coca) empezó la división”, denunció Pinto.

A este panorama, Adepcoca denunció las persecuciones policiales contra sus dirigentes a raíz de las muertes suscitadas en el norte paceño. En 2018, tras un enfrentamiento entre las fuerzas policiales y cocaleros en el sector de La Asunta por las tareas de erradicación, murió el teniente de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar), Daynor Sandóval, y la justicia responsabilizó al presidente de esta organización Franklin Gutiérrez, quien cumple detención preventiva en el penal de San Pedro sin contar con pruebas suficientes.

Además, en junio de esta gestión se registraron dos decesos que provocaron la persecución de algunos dirigentes y miembros de Adepcoca. El 13 de junio se registró la muerte del secretario de Hacienda de Cofecay en La Asunta, Eduardo Apaza, quien murió a por impactos de bala pocos metros de su domicilio. La Policía aprehendió a Artemio Surco quien confesó su crimen, pero implicó en el hecho al dirigente de Adepcoca, Sergio Pampa.

A ello, se suma que un conflicto en la localidad de Trinidad Pampa dejó como saldo un muerto y dos heridos. La víctima fatal, Miguel Coico, fue atacado con machetes por un grupo de personas afines al MAS. El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, responsabilizó integrantes de Adepcoca por propiciar violencia en el sector.

Acusan afines al MAS de “autoatentados” para culpar a Adepcoca

Pinto denunció que algunos sectores afines al gobierno realizan supuestos autoatentados como la quema de vehículos o casas con el fin de que la Policía o la Fiscalía responsabilice de los mismos a dirigentes de Adepcoca.

“En diferentes sectores de los Yungas de La Paz, los compañeros del gobierno se están haciendo algunos autoatentados para podernos culpar a la gente que estamos defendiendo Adepcoca. Es muy lamentable que se hagan quemazones de casas, de movilidades y muchas otras situaciones que se hacen entre ellos y quieren inculparnos a los Adepcoca o a quienes estamos en movilización”, explicó.

Por su parte, una dirigente de base de Lucy Huanca, dijo que con todo esto el Gobierno está alentando el paralelismo sindical.

“El gobierno está alentando al paralelismo en nuestra institución que es Adepcoca (…) Ya nos han conformado paralelismo a las regionales, en las cuatro regionales”, dijo.

Por ello, llamó a sus compañeros de base a hacer respetar las organizaciones vigentes y el respeto del mercado de Adepcoca en Villa Fátima, que es una de dos establecidas en la normativa vigente.

/YMM/KG/ 



Publicidad Ministerio de Comunicación

Noticias relacionadas: