Acceso a clientes

Politica

14 de abril de 2021 15:41

Activistas ven en detención de Áñez ataque machista a mujeres que ocupan cargos públicos

La exasambleísta de La Paz se extrañó de que muchas organizaciones feministas, que tienen como línea de trabajo el acoso político contra las mujeres, no se hayan pronunciado sobre el caso de Añez. Lo que muestra, dijo Bravo, “que en muchos casos las conveniencias políticas se sobreponen a los principios y a las causas”.

marcha Jeanine 06 Foto: activistas

La Paz, 14 de abril (ANF).- La detención de la expresidenta Jeanine Añez ha movilizado a una gran cantidad de mujeres activistas y políticas, que protestan por lo que consideran “un ataque a todas las mujeres que se dedican a los asuntos públicos y que deben tomar decisiones difíciles en un entorno machista”. 

Las movilizadas se extrañaron de que muchas organizaciones feministas, que han hecho del acoso político contra las mujeres una de sus líneas de trabajo, no se hayan pronunciado sobre el caso de Añez.

La tribuna principal por los actos de protesta en el primer mes de prisión de Añez, realizado la víspera, estuvo exclusivamente ocupada por mujeres: Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos; Chichi Soto, del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade); Guadalupe Cárdenas, dirigenta de las esposas de policías; Olga Flores, representante de Mujeres por la Justicia; y, Claudia Bravo, de Unidad Nacional. Ellas expresaron su apoyo y respaldo a las dos representantes de las víctimas de la persecución judicial, que también son del mismo sexo: Giancarla Hurtado, esposa el exministro Álvaro Coímbra, y Carolina Ribera Añez, hija de la expresidenta en prisión.

Áñez fue aprehendida la madrugada del 13 de marzo, posteriormente la justicia determinó su detención en la cárcel de Miraflores en la ciudad de La Paz por seis meses, mientras duren las investigaciones.

Además de la exmandataria, están detenidos los exministros de Justicia, Álvaro Coímbra y de Energía, Rodrigo Guzmán. Todos son investigados por los presuntos delitos de sedición, terrorismo y conspiración como parte de un supuesto golpe de Estado.

Claudia Bravo explicó la reacción que causó entre las mujeres políticas lo que ella considera “una injusticia flagrante” contra Añez.

“Se ha cometido contra Jeanine un caso de acoso político contra la mujer; la expresidenta ha sido detenida de noche, sin estar involucrada previamente en el caso, sin respetar su investidura, ha sido exhibida como trofeo de guerra, bajo la custodia del ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, y el jefe de Policía, coronel Johnny Aguilera”, manifestó.

Dijo que las principales autoridades del gobierno “la han considerado culpable sin probar lo que dicen en su contra; ahora está en riesgo de enfermar gravemente, y están restringidos sus derechos a ver a su familia y a sus abogados”.

La exasambleísta de La Paz se extrañó de que muchas organizaciones feministas, que tienen como línea de trabajo el acoso político contra las mujeres, no se hayan pronunciado sobre el caso de Añez. Lo que muestra, dijo Bravo, “que en muchos casos las conveniencias políticas se sobreponen a los principios y a las causas”.

La expresidenta Jeanine Áñez afirmó en una carta pública difundido la víspera que resistirá estar “presa en manos de la dictadura”, porque no se trata de ella sino de la defensa de la libertad y de la democracia en Bolivia.

“Hace un mes que estoy presa en manos de la dictadura por un delito que no cometí y que nunca ocurrió”, manifestó Áñez en una carta que su hija Carolina dio lectura en la movilización por la "libertad y la democracia".

Para Bravo, que ha estado varias veces en vigilias en la puerta de la cárcel de Miraflores en la que se encuentra la expresidenta, el caso denominado “golpe de Estado”, en el que se involucra a Áñez, está totalmente “traída de los cabellos”. 

“Ha sido completamente política, la expresidenta estaba en Trinidad y vio la renuncia de Evo Morales por televisión. Ella fue llamada para que ocupara la presidencia en un momento en el que el vacío de poder ya se había dado. Sin embargo, se la acusa de nada menos que terrorismo, como si ella hubiera estado lanzando bombas para lograr la renuncia de Morales. La situación de algunos de los ex ministros es todavía más absurda, se los acusa de hacer terrorismo en un momento en el que ni siquiera eran políticos”, recordó.

En el acto que se realizó en la plaza del Estudiante de La Paz, Carolina Rivera, hija de la expresidenta, afirmó que pese a todo lo que está pasando, su madre conserva la esperanza de que la consigna de las activistas y mujeres que están en campaña por su libertad se cumplirá.

/ANF/


Noticias relacionadas:

portal

Opinión

Noticias