Mundo

11 de enero de 2022 12:58

Los desgarradores relatos de bolivianas que perdieron todo en el incendio en Iquique

Rosa Chura y Lily Alejandra contaron los momentos desesperados que vivieron, más aún cuando abrieron el grifo y se dieron cuenta que no había agua para intentar sofocar el fuego.

image_2022-01-11_135650 Casas quemadas en el incendio de Iquique, Chile. Foto: Lily Alejandra.
ANF-728x90px-Inscripciones (1)
Jubileo22

La Paz, 11 de enero (ANF). – Los desgarradores testimonios de Rosa Chura y Lily Alejandra, víctimas que perdieron todo en el incendio de la barriada de Laguna Verde en Iquique, Chile. El fuego consumió sus casas, no pudieron salvar nada, en algunos casos no pudieron salvar ni siquiera a sus animalitos, cuando quisieron sofocar las llamas y prendieron el grifo se dieron cuenta que no había agua. 

“Mi hija de cinco años y yo arrancamos (corriendo) y el fuego entró y empezó a quemar todo, no pude salvar ni a mi animalito. Tenía un conejito, – mi perro más bien salió corriendo –, y se quemó entero, entero, entero. El conejito se quemó totalmente”, contó Chura a la ANF. Ella tiene orígenes paceños.

Recordó que en el momento del incendio no había agua en la zona y los vecinos desesperados acudían a las reservas que tenían, pero no fue suficiente, el fuego se expandió y consumió todo lo que encontró a su paso.

“Yo estaba en la casa como cualquier día y de pronto escuché afuera un griterío y salí para ver qué es lo que pasaba y resulta que la gente gritaba pidiendo auxilio, gritando: hay incendio, hay incendio”, narró.

En su desesperación, dijo que corrió a ver los grifos de las piletas y al abrir no había agua. La idea que tenían era mojar las casas para que el fuego se disipe y no avance, pero vanos fueron los esfuerzos.

Lily Alejandra es cruceña, vive en Iquique hace 12 años, detalló que las casas en esa zona son construidas con materiales como madera y melanina, material inflamable, además del viento que soplaba tan fuerte y sin agua, contribuyó a la expansión del fuego, factores que jugaron en contra de ellos.

Indicó que las pérdidas son cuantiosas, debido a que las personas invirtieron en la construcción de sus casas entre $us 10.000 a 5.000, aunque la característica del lugar es que no se paga alquiler porque son zonas de tomas (avasalladas). En el caso de Lily, dijo que perdió más porque su casa era relativamente grande.

Contó que aparte de su casa tenía un negocio que también se quemó y que prácticamente lo perdió todo. Descartó pérdidas humanas, pero sí se reportaron heridos por el fuego. Asimismo, dijo que también hubo animalitos quemados.

Dio gracias a Dios porque su hija se encuentra en Bolivia de vacaciones, mientras ella se encontraba en el lugar con su esposo que es chileno.

Estiman pérdidas

Según datos de las autoridades chilenas, el fuego consumió más de 100 viviendas y dejó a 400 personas damnificadas. Entre tanto, Lily Alejandra estima que el número de casas afectadas es mayor, porque hay familias que viven en hacinamiento. Explicó que una de las características es que los alquileres no son elevados, por lo tanto en una misma casa vivían varias familias.

Alejandra señalo que en la barriada de Laguna Verde viven ciudadanos de diferentes nacionalidades como peruanos, colombianos, que en el caso de los bolivianos hay indocumentados y que no figuran en las listas que se manejan.

La barriada de Laguna Verde está ubicada en una de las desérticas colinas que rodean la costera urbe de Iquique y al ser un asentamiento irregular no dispone de servicios básicos como canalización de aguas por tuberías u otros servicios básicos, lo que complicó más aún la actuación de los bomberos.

El Cónsul de Bolivia en Iquique informó que de acuerdo a informes preliminares al menos el 50% de las viviendas que fueron consumidas por el fuego eran de bolivianos. 

Ayuda

Diferentes organizaciones como “Mujeres al rojo” trabajan para recolectar víveres y otro tipo de enseres para las familias damnificadas que se encuentran en dos colegios que tienen la capacidad de albergar a 200 personas cada uno. Incluso organizaron un grupo de WhatsApp con similar objetivo.

Las dos víctimas que contaron sus vivencias a la ANF pidieron a sus compatriotas bolivianos una colaboración. Una de ellas dijo que aún están en shock y recién mañana verán el estado real de su situación.

/DPC/NVG/mas que contaron sus vivencias a la ANF pidieron a sus compatriotas bolivianos una colaboración. Una de ellas dijo que aún están en shock y recién mañana verán el estado real de su situación.

/DPC/NVG/





ANF-336x90px-Inscripciones (1)

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias