BANNER ESCRITORIO LATERAL

Mundo

13 de abril de 2022 10:42

Unicef asegura que hay situación de riesgo desesperante de 7,5 millones de niños en Ucrania

Entre los niños que huyen, muchos no están acompañados o han sido separados de sus padres o familiares

unicef Imagen ilustrativa. Foto: Unicef
WhatsApp Image 2022-06-24 at 7.47.55 PM

La Paz, 13 de abril de 2022 (UNICEF).- La intensificación de las hostilidades en Ucrania representa una amenaza inmediata para la vida y el bienestar de los 7,5 millones de niños y niñas del país. ¡La situación de los niños es desesperada!

Las armas explosivas en zonas pobladas y los remanentes de explosivos de guerra son un peligro real y actual para los niños en Ucrania, vulnerables a sufrir lesiones o a morir.

Hasta la fecha, al menos 148 niños han muerto y 233 resultaron heridos, según los informes que Naciones Unidas ha podido verificar, pero es probable que el número real de víctimas infantiles sea mucho mayor.

Estas circunstancias están provocando un desplazamiento masivo de población que pronto podría convertirse en una de las mayores crisis de refugiados de Europa desde la Segunda Guerra Mundial. La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR, por sus siglas en inglés) estima que más de 4,5 millones de personas han cruzado las fronteras ucranianas hacia Europa occidental, el 90% son mujeres y niños.

Entre los niños que huyen, muchos no están acompañados o han sido separados de sus padres o familiares. Esos niños corren un mayor riesgo de violencia, abuso y explotación, y cuando son trasladados a través de las fronteras, los riesgos se multiplican.

Tampoco podemos olvidar a aquellos niños y niñas que no pueden escapar: niños con alguna enfermedad, decenas de miles de niños en instituciones, muchos con discapacidad. Los corredores humanitarios son esenciales y ¡se necesitan ya!

Servicios esenciales interrumpidos

Viviendas, orfanatos y centros de salud han quedado dañados. Actualmente, cientos de miles de personas carecen de acceso a agua potable para beber. A su vez, todas las escuelas han cerrado, lo que afecta a 5,7 millones de niños en edad escolar. Los niños están profundamente traumatizados por la violencia a su alrededor.

Esta terrible situación que atraviesan los niños y las familias se agrava aún más con la pandemia de COVID-19, que pone en riesgo a las personas más vulnerables. El sistema de salud está gravemente debilitado y la reticencia a vacunarse es significativa, lo que deja al país con una de las tasas más bajas de vacunación en Europa del Este.

Y aunque las tasas de inmunización rutinaria entre los niños han mejorado en los últimos años, la cobertura es pobre, lo que aumenta los riesgos de brotes de enfermedades. El país se está quedando sin suministros médicos básicos y se han tenido que detener los esfuerzos urgentes para frenar un brote de polio.

UNICEF en la primera línea de la respuesta humanitaria

Trabajamos en todo el país para salvar las vidas de los niños y niñas en estos momentos de tanta incertidumbre.

Junto con nuestros aliados, estamos en la primera línea de la respuesta humanitaria, con el objetivo de llegar a los niños y las familias más vulnerables con servicios esenciales como atención a la salud, educación, protección y acceso a agua y saneamiento.

Desde Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) hemos enviado ya más de 1.200 toneladas de suministros de emergencia para los afectados por la guerra. Concretamente, 135 camiones se desplazaron hacia Ucrania y los países vecinos.

Este cargamento transporta material médico, suministros de agua, saneamiento e higiene, medicinas, kits para partos y equipos quirúrgicos, ropa de abrigo y mantas, etc. También suministramos a los hospitales e instalaciones sanitarias.

Las necesidades son crecientes y desde UNICEF aumentamos nuestros esfuerzos humanitarios para darles respuesta. Nuestro personal, 140 personas, están trabajando en distintas oficinas en el país.

Asimismo, estamos atendiendo las necesidades urgentes de los niños y las familias que cruzan a los países vecinos. Para ello, creamos espacios seguros llamados Puntos Azules a lo largo de las rutas de tránsito, para que los niños y las madres accedan a los servicios esenciales.

Principalmente, nuestra labor se centra en estas áreas:

  • Transporte de agua potable con camiones a las áreas afectadas y distribución de agua embotellada.
  • Posicionamiento de suministros de emergencia vinculados a salud, higiene y educación.
  • Coordinación con los municipios de la zona para garantizar que la ayuda llega inmediatamente a los niños y las familias que más la necesitan.

Además, las unidades móviles apoyadas por UNICEF están brindando ayuda psicosocial a los niños y niñas que presentan traumas por la situación crónica de inseguridad.

Pedimos un alto el fuego inmediato

Los últimos ocho años de conflicto han causado daños profundos y duraderos en los niños y niñas. Necesitan paz, desesperadamente, y ahora.

Pedimos la suspensión de las actuales acciones militares en Ucrania. Esta suspensión podría permitir que la ayuda humanitaria llegara a la gente que permanece bloqueada tras una semana de intensos bombardeos y combates en tierra en todo el país. También permitiría a las familias de las zonas más afectadas poder salir para conseguir agua y alimentos, buscar atención médica o irse en busca de seguridad.

Se necesitan casi 249 millones de euros para ayudar a los niños y familias dentro de Ucrania (parte del Llamamiento de OCHA), además de otros 65,8 millones para el Plan Regional de Respuesta a refugiados en los países vecinos.

Desde UNICEF insistimos en un alto el fuego inmediato y que todas las partes respeten su obligación de proteger a los niños y niñas de cualquier daño.

También hacemos un llamamiento a todas las partes para que no se ataque la infraestructura esencial, incluidos los sistemas de agua y saneamiento, las instalaciones sanitarias y las escuelas, a la vez que pedimos que se garantice el acceso de las organizaciones humanitarias.

En UNICEF seguimos trabajando para salvar a los niños, niñas y sus familias afectados por la crisis humanitaria en Ucrania y los países vecinos. ¡Proteger a los niños y niñas es nuestra prioridad!





BANNER MOVIL INTERIOR NOTAS

Noticias relacionadas: