banner movil Torres

Mundo

12 de marzo de 2018 12:22

Régimen de Maduro expulsa 24 militares y detiene a otros nueve en las dos últimas semanas

El dato fue confirmado por Control Ciudadano y Justicia Venezolana, dos Organismos No Gubernamentales dedicados al monitoreo de actividades militares.

huayt Militares venezolanos. Foto: venezuelaaldia.com
yo-apuesto-por-bolivia

La Paz, 12 de marzo (ANF).- Al menos nueve militares fueron aprehendidos y otros 24 degradados y expulsados del ejército venezolano en las dos últimas semanas tras ser acusados de promover una conspiración contra el régimen de Nicolás Maduro.  

El dato fue confirmado este domingo por Control Ciudadano y Justicia Venezolana, dos organismos No Gubernamentales dedicados al monitoreo de actividades militares, según un reporte del diario El País de España.

Según el informe de esas instituciones, cuatro de los nueve militares detenidos son oficiales de alto rango, entre los cuales destacan Igbert Marín Chaparro, comandante del Batallón de Ingeniería Motorizada “Juan Pablo Ayala” y el administrador del Hospital Militar , teniente coronel Eric Peña Romero, ambos localizados en Caracas.

En el caso de los militares expulsados, el poder ejecutivo de Venezuela ya formalizó esta medida a inicios de marzo. Sobre éstos y los oficiales detenidos pesan las acusaciones de traición a la patria, instigación a la rebelión y el decoro militar por formar parte de un movimiento clandestino denominado Transición a la Dignidad del Pueblo.

“El Gobierno está avanzando en un esquema de detenciones ilegales periódicas, incluso aleatorias, dentro de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, como fórmula para mantener la institución militar sumisa y leal a la revolución”, cuestionó la directora de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, en un comunicado.

El periodista Javier Ignacio Mayorca, especializado en temas del Ejército de ese país, informó que Marín Chaparro, un oficial de alta calificación, fue aprehendido el viernes por la mañana al interior de su unidad.  

“(Chaparro) fue trasladado al despacho del ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino. Luego de una breve reunión, lo llevaron a un calabozo en la Dirección General de Contrainteligencia Militar, Dgcim”, señaló Mayorca.

Según la periodista Sebastiana Bárraez, otra experta en información castrense, la tensión al interior del Ejército ha redoblado las solicitudes de baja entre oficiales y tropa, y  ha recrudecido la dureza en las condiciones de prisión del general Raúl Isaías Baduel  que ha ejercido una importante influencia en muchos sectores militares y ahora está de fomentar conspiraciones en las Fuerzas Armadas.

/ANF/ 



Noticias relacionadas: