banner movil Torres

Mundo

20 de agosto de 2019 13:12

Honduras anuncia la puesta en órbita de satélite espacial para 2021

El portal digital local Presencia Universitaria, publicó que los científicos centroamericanos manifestaron que la iniciativa permitirá generar alertas tempranas para la prevención de desastres por fenómenos naturales.

6 Foto: Internet
CNC movil
La Paz, 20 de agosto (ANF).- Honduras pondrá en órbita su primer satélite espacial en el año 2021, informaron este matres autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El lanzamiento forma parte de un esfuerzo multidisciplinario denominado Proyecto Morazán, protagonizado por las facultades de Ciencias Espaciales, Ciencias e Ingeniería de la UNAH, con el apoyo de instituciones de educación superior de Guatemala y Costa Rica, centros con experiencia en la materia.

El decano de la Facultad de Ingeniería de la UNAH, Eduardo Gross, declaró que el proyecto representa la integración centroamericana, el traslado de conocimientos, experiencias y el inicio de una nueva fase en un tema importante.

Por su parte, Carlos Enrique Alvarado, vicepresidente del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos refirió que la idea nació al observar los resultados del proyecto costarricense Irazú, de tecnología espacial para el monitoreo del cambio climático, creado hace nueve años.

Señaló que representa la oportunidad para desarrollar capacidades técnicas, tecnológicas y científicas en materia espacial.

El portal digital local Presencia Universitaria, publicó que los científicos centroamericanos manifestaron que la iniciativa permitirá generar alertas tempranas para la prevención de desastres por fenómenos naturales, mediante la colocación de sensores en cuencas hidrográficas de los tres países involucrados (Guatemala, Costa Rica y Honduras), para monitorear y dar seguimiento en tiempo real a eventos extremos.

Alvarado manifestó que invertir en el tema espacial en el contexto actual con los desafíos del cambio climático para el mundo y la región es un asunto de supervivencia como sociedad.

Por su parte, el gerente del proyecto, Diego Monje, detalló que se harán pruebas relacionadas con cómo una plataforma tecnológica en órbita puede servir a las personas para comunicarse y pedir ayuda después de un evento natural en el que se pierde toda la infraestructura tradicional de comunicaciones.

Ello resulta vital en Centroamérica, calificada como una de las regiones con más riesgos del mundo, según informe de la Organización de las Naciones Unidas publicado en el año 2016. (PL)

/ANF/


Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias