La Paz

1 de agosto de 2017 17:41

Patzi: Gobierno generó el conflicto de Achacachi al querer demostrar su autoridad

El Gobernador sostuvo que la negativa a la parada militar en Achacachi provocó la aprehensión del dirigente Snor Condori y los docentes Pastor Salas y Gonzalo Layme.

PATZI El gobernador de La Paz, Félix Patzi. Foto: ANF
ANF 336 x  55px
La Paz, 1 de agosto (ANF).- El gobernador de La Paz, Félix Patzi, afirmó este martes que el conflicto de Achacachi se originó porque el Gobierno del presidente Evo Morales quería demostrar al país que “no perdió” el apoyo de la provincia Omasuyos, sobre todo de los ponchos rojos, al querer realizar la Parada Militar del 7 de agosto, que luego fue rechazada por los vecinos.
 
“Desde mi punto de vista es un conflicto creado innecesariamente por el Gobierno, ha querido mostrar autoridad, ha querido demostrar que no ha perdido a Achacachi, Omasuyos, y que fundamentalmente no ha perdido el apoyo de los ponchos rojos, por eso ha querido hacer una parada militar (en esa localidad), pero la gente no ha aceptado”, declaró a ANF.

Según Patzi esa negativa provocó la aprehensión del dirigente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de Achacachi, Snor Condori y de los docentes Pastor Salas y Gonzalo Layme, que, según la autoridad departamental, eran las voces que se oponían a la realización del desfile militar en esa región.

“Hay voces que no querían que se realice la parada militar en Achacachi y fueron detenidos por eso. Con eso el conflicto ha sido peor. Desde mi punto de vista no es racional y (el desfile militar) debería ser en La Paz para evitar conflictos”, remarcó.

Las autoridades nacionales anunciaron que la Parada Militar de este 7 de agosto se realizaría en Achacachi, pero ante el rechazo de los pobladores se determinó que el acto se desarrolle en la comunidad de Khasani del mismo municipio.

Desde hace varios días se registra un conflicto en Achacachi en demanda de la liberación de sus dirigentes, Snor Condori, Gonzalo Layme y Pastor Salas, que fueron apresados por presuntamente promover los enfrentamientos entre ponchos rojos y vecinos en febrero pasado que derivó en quemas y saqueos.

Los tres detenidos recibieron detención domiciliara, pero los pobladores que llegaron hasta La Paz para protagonizar vigilias y movilizaciones, en demanda de la liberación de sus representantes, afirmaron que no dejarán la urbe hasta dejar sin efecto la persecución política que sufren y la destitución del alcalde de esa localidad, Édgar Ramos, a quien acusan de malos manejos administrativos.

/MLA/FC/


Noticias relacionadas: