1 BANNER ALCALDIA ESCRITORIO

Iglesia

15 de julio de 2018 14:11

Superior de los Jesuitas alienta a los jóvenes a participar en política y ejercer su ciudadanía

El padre Arturo Sosa, SJ cumplió su segunda jornada en Bolivia con un encuentro con la juventud ignaciana, a la que dijo que es una falacia que un cristiano no puede ser político, instó a participar de la función pública.

d0f6c078-0db3-4fdf-8b59-97268ab82b0f Los jóvenes hombres y mujeres comprometidos con la visión ignaciana. Foto: ANF

Santa Cruz, 15 de julio (ANF).- El padre Arturo Sosa SJ, Superior General de la Compañía de Jesús, durante el encuentro del Movimiento Juvenil Ignaciano alentó a la juventud  a ejercer plenamente su ciudadanía y a participar en la vida política, como una forma de servicio a la sociedad.

“El tema de la participación política les digo de todo corazón, es una de las dimensiones de la vida cristiana. Uno lee a veces que las generaciones más jóvenes están como vacunadas contra la política. En los años 60 era exactamente lo contrario, estábamos muy motivados, no concebíamos el futuro de la vida sin vincularlo a lo que podía pasar en el país”, dijo.

Mostró su preocupación por el creciente “déficit” en cuanto al ejercicio de ciudadanía y participación política de la juventud en los diferentes escenarios de América Latina y el mundo.

En su segunda jornada en Bolivia, Santa Cruz, Sosa se dirigió a casi 70 jóvenes ignacianos entre hombres y mujeres provenientes de diferentes departamentos del país,  que este domingo participaron del encuentro que se realizó en la iglesia la Merced.

En su exposición alentó a que tengan una mayor participación política, porque no se puede entender el cristianismo alejado de la vida política y de la participación ciudadana, debido a que se construye y se trabaja en relación a las demandas sociales en conjunto y no de forma aislada, porque el último objetivo es lograr un mundo más justo y humano.

“Yo creo que sí es verdad que hoy los jóvenes están menos motivados al tema político, (pero) están llamados a contribuir, a rescatar esa dimensión política de la vida de todos nosotros, dimensión política en el sentido de la ciudadanía, hacernos ciudadanos, un ciudadano que perciba, que esté formado, que esté motivado a hacer algo, tengo que decirlo, alguien tiene que ser político, alguien tiene que asumir su vida como servicio público”, agregó.

El Padre Superior inició su visita a Bolivia este sábado 14, tiene previsto una serie de actividades orientadas a reflexionar temas vinculados a la comunicación, el rol de la juventud ignaciana, la Amazonía, educación entre otros temas.

“En este mundo de hoy en América Latina hace falta gente que dedique su vida como servidor público, desde la labor política que no es sencilla. Entonces yo los animaría a desarrollar sistemáticamente el sentido de ciudadanía, en ustedes, en las personas con las que se relacionan, y ubicarse en la política como ciudadanos conscientes, para proponer un mundo mejor en Bolivia, Venezuela y otros”, expresó.

“Así como rezo todos los días por las vocaciones en la Compañía y también rezo todos los días por vocaciones a la política  (…) yo los invito, ya que esa dimensión es tan importante como el desarrollo de la vida cristiana”, añadió el jesuita.

“La dimensión ciudadana es una dimensión que forma parte del ser humano cristiano, cualquier cristiano  que se mantiene al margen de la vida política, está entiendo el cristianismo muy a modo suyo”, sostuvo, al precisar que el interés colectivo está por encima del interés particular.

Calificó como una “falacia” y un mito el creer y sostener que una persona por ser cristiana va  permanecer al margen de la política y del ejercicio de ciudadanía.

Además del tema político, los jóvenes conversaron con Sosa respecto a temas relacionados con las diversidades sexuales, la discriminación, el perfil del jesuita, la vocación, el trabajo de los jóvenes al interior de la Compañía de Jesús, entre temas que permitieron fortalecer sus convicciones sobre la visión ignaciana.

ANF conversó con los misioneros quienes afirmaron que en esta coyuntura marcada por la violencia y la pérdida de valores, el ejercicio del cristianismo, para muchos de ellos se constituye en un “refugio y una guía” para sus vidas; además de ejercitar su compromiso por ayudar al prójimo desde sus espacios de vida cristiana.

Los jóvenes recibieron al General de los jesuitas con alegría y baile. Con expresiones culturales y artísticas para mostrar el país en su diversidad.

/MAMP/NVG/





1 BANNER ALCALDIA CELULAR R

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias