Iglesia

8 de junio de 2017 12:46

Jesuitas dicen que están horrorizados por la miseria y persecución en Venezuela

“Lo que necesita y reclama el pueblo, en primer lugar, es comida, medicinas, seguridad, paz y elecciones justas”, remarcó el padre Rafael Garrido, Provincial de la Compañía de Jesús en Venezuela.

venezuela 56 Crisis venezolana . Foto: Archivo
ANF 336 x  55px
La Paz, 8 de junio (ANF).- El provincial de la Compañía de Jesús en Venezuela, padre Rafael Garrido, aseguró que los religiosos se encuentran horrorizados por la miseria y persecución que se registra en medio del prolongado conflicto social y político que vive ese país.

“Junto con la inmensa mayoría de los venezolanos, nosotros religiosos de la Compañía de Jesús en Venezuela estamos horrorizados con la realidad de miseria, persecución, exilio y muerte que estamos viviendo. Ante Jesús crucificado y el pueblo crucificado nos preguntamos ¿qué hemos hecho y hacemos por Venezuela y qué debemos hacer para que los venezolanos cuanto antes superemos esta situación y emprendamos el camino de vida para todos?”, manifestó Garrido. 

Asimismo agradeció a los Obispos de ese país, que junto a la Santa Sede, manifestaron “con claridad y valentía su voz de venezolanos (…) para exigir un rápido y profundo cambio de una realidad que han calificado como de muerte causada por el empeño en imponer un proyecto totalitario que ha fracasado en todas partes”. 

“Nuestros obispos subrayan que no saldremos de la ruptura democrática mientras no sean respetadas la Constitución y los derechos humanos, se mantenga anulada a la Asamblea Nacional electa, sigan y se incrementen el número de presos, exiliados y perseguidos políticos, y no se realicen elecciones libres para que el pueblo soberano elija sus representantes en todos los niveles e instancias, como lo exige la Constitución", comentó. 

Además exigió la inmediata apertura de la ayuda humanitaria internacional en medicinas y alimentos junto al inicio de todas las iniciativas que busquen la reactivación de la economía productiva de ese país.

Recordó las palabras del Papa Francisco, quien hizo conocer su dolor por los familiares de las víctimas en Venezuela y realizó un llamado al gobierno de Nicolás Maduro para que se deponga “la violencia” y “sean respetados los derechos humanos y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está agotando a la población” venezolana. 

Remarcó que prolongar la actual “dramática situación” en Venezuela, con jóvenes sin esperanza, exiliados y perseguidos, “resulta criminal”.

Apuntó que urge buscar la transición a una Venezuela “reconciliada e inclusiva", ya que, "cada día que se demora aumenta la muerte y la miseria, el éxodo y la desesperanza”.

En las últimas horas un joven de 17 años murió en medio de una nueva protesta callejera y con él suman 67 las víctimas fatales registradas desde abril.

/MAMP/


Noticias relacionadas: