Acceso a clientes

Iglesia

17 de diciembre de 2019 12:20

Francisco deroga el Secreto Pontificio en casos de abusos a menores, violencia sexual y pornografía infantil

Un hecho considerado histórico, poniendo a disposición de las autoridades civiles los testimonios y documentos conservados en archivos de los Dicasterios Vaticanos y de las diferentes diócesis de la Iglesia Católica.

papa francisco Foto. es.churchpop.com/
AF-ANF-728x90px-Profesional-por-un-dia

La Paz, 17 de diciembre (ANF).-  Mediante un rescripto  o concesión, el Papa Francisco derogó el Secreto Pontificio en casos de violencia sexual de menores, casos de abusos de menores y personas vulnerables, y casos de  pornografía cometidos por miembros de la Iglesia Católica. Asimismo, casos de no denuncia y encubrimiento de los abusadores por parte de obispos y superiores generales de congregaciones religiosas, de esta manera, se pondrá a disposición de las autoridades investigadoras civiles los testimonios y documentos de los juicios canónicos.

En ese sentido, las denuncias, documentos de los casos de abusos y violencia sexual que están conservados en archivos de Dicasterios Vaticanos -y de las distintas diócesis de la Iglesia- podrán ser entregados a las autoridades de los países que lo soliciten.

“La idea es alcanzar una mayor transparencia y, sobre todo, la colaboración con las autoridades civiles. Por supuesto habrá confidencialidad en el tratamiento de esta información, pero ya no es secreto pontificio cuando se trata del dolor y las heridas causadas a niños y menores”, expresó el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni.

Este rescripto no afectará al secreto de confesión, que difiere del Secreto Pontificio, tampoco debe ser entendido como la divulgación pública de documentos, sino que la información deberá ser puesta a disposición de las autoridades civiles que lo soliciten para colaborar en la investigación de casos implicados en juicios canónicos. Además, se mantienen la reserva y protección de las víctimas y de los testigos.

Antes de esta abolición, el Secreto Pontificio (un alto nivel de confidencialidad en el sistema del confidencialidad del Derecho Canónico) impedía que la víctima acceda a conocer la sentencia que siguió a su denuncia, y otras comunicaciones eran obstaculizadas.

“El secreto pontificio debe tutelares valores, no debe cubrir negligencias. No debe ser una excusa para cubrir negligencias”, manifestó el profesor de Derecho Penal Canónico, Davide Cito.

En el caso de la pornografía infantil, se estableció que se considera como delito grave y reservado para el juicio de la Congregación de la Doctrina de la Fe “la adquisición o posesión o divulgación, con un fin libidinoso de imágenes pornográficas de menores de dieciocho años por parte de un clérigo, de cualquier manera y por cualquier medio”. Antes la edad límite que involucraba a los menores era de  14 años.

Varios miembros de la Iglesia Católica, consideran este hecho como un signo de apertura, transparencia y colaboración con las autoridades civiles, pero en especial como el fruto del Cumbre sobre   Abusos de Menores que se celebró en el Vaticano en febrero de este año.

El Papa Francisco cumple este 17 de diciembre 83 años de vida, y es el día en que se hace publico esta nueva normativa.

//CJL //EC//SMR



ANF-336x90px-profesional-por-un-dia

Noticias relacionadas:

Wordcel
portal

Opinión

Noticias