banner movil Torres

Economía

6 de febrero de 2019 22:04

Sinopec paraliza obras del puente Rurrenabaque-San Buenaventura por ajuste presupuestario

El alcalde Anacleto Dávalos (MAS) informó que el el reajuste presupuestario requeriría de un incremento de Bs 7 millones al contrato inicial a fin de garantizar la conclusión de obras complementarias al puente. El académico Daniel Robison observó que la china Sinopec esté de retirada y ve temas preocupantes en la infraestructura.

puente2 Acceso al puente bloqueado con maquinaria de Sinopec. Fotos: Daniel Robison
ANF-2 movil 31.07
 La Paz, 6 febrero (ANF).- Las obras del puente Rurrenabaque-San Buenaventura fueron paralizadas por el reajuste presupuestario que se requerirá a solicitud de la empresa china Sinopec, de aumentar en 7 millones de bolivianos al contrato inicial suscrito por Bs 120 millones. Todavía no hay fecha definida para la inauguración de la estructura. 

La información fue proporcionada por el alcalde de Rurrenabaque, Anacleto Dávalos quien dijo a ANF que se envió una nota a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) para viabilizar el reajuste presupuestario destinado a obras complementarias al puente, como señalizaciones, cemento rígido de 20 centímetros en las plataformas de las vías de acceso, canalizaciones, encauces, luminarias y otros.

“Negamos que haya un abandono de la obra, lo que hay es una paralización temporal hasta que se apruebe el nuevo presupuesto (…). Consideramos que es mejor que sea una obra de calidad y no se use una capa asfáltica de solo dos centímetros. Son exigencias que ha definido el pueblo”, señaló.

Dávalos dijo que sólo peatones utilizan el puente, y no así los vehículos, pues todavía no se tiene una fecha definida para la inauguración oficial a la que asistirá el presidente Evo Morales. “Es una obra muy importante que beneficiará no solo a Rurrenabaque, sino también a San Buenaventura y nos conectará a dos departamentos”, dijo.

Por su parte, Daniel Robison, un académico e investigador al proceso de construcción del puente dijo que claramente la empresa china está en retirada pues luego de preparar la superficie de la plataforma de la vía desde la rotonda a la altura de la Naval hasta el aeropuerto con una capa de aceite, la obra se detuvo. 

“El pueblo se enteró que iban a poner una capa asfáltica muy delgada y por esa razón están buscando que otra empresa lo haga. De Sinopec hay dos o tres chinos que están haciendo obras de arte, pero que vayan a asfaltar está claro que no lo harán”, aseveró.

Sin embargo dijo que lo que más le preocupa es que los amortiguadores del puente que se encuentran entre las columnas y la base del puente y que sirven para evitar que no pasen las vibraciones de los motorizados a la base de la construcción están siendo afectados por el agua del río Beni que llegó a niveles altos, pero aun no a los históricos superiores.

“Esos amortiguadores que tienen fierro y goma nunca deben mojarse porque están en las tapas de las columnas en el junte (…). Con esta primera llanura que no fue muy grande en Rurre -que es una inundación previsible año por medio- ya vemos lo que sucede, pero hemos tenido varias inundaciones más grandes en los últimos 20 años”, señaló.

En cuanto al desmonte realizado para construcción las vías de acceso al puente dijo que como fue en las colinas no hubo inundación en esa zona donde se presentaron pequeños derrumbes. 

“Las aceras tienes tres meses y en algunos lugares ya están cortados y los desagües también, sin mencionar que hay lugares donde la acera mide más de dos metros de altura y no cuenta con barandas”, dijo.

Sin embargo señaló que se aprobó una ley municipal que declara alerta roja en Rurrenabaque para activar los planes de emergencia y la movilización de recursos para encarar las acciones emergentes de las inundaciones. Precisó que a la fecha hay 792 personas entre afectadas y damnificadas.

/JMC/


Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias