Acceso a clientes

Economía

20 de diciembre de 2017 21:40

Fundación Jubileo: Extrema pobreza subió de 16,8% a 18,3% en un año

Durante el periodo 2007–2013 las tasas fueron favorables para la reducción de la pobreza, pero en cuanto empezó la desaceleración económica, los niveles de reducción de la pobreza extrema también fueron marginalmente inferiores.

EEPP Extrema pobreza en Bolivia. Foto: Correo del Sur
AF-ANF-728x90px-Profesional-por-un-dia

La Paz, 20 de diciembre (ANF).- El porcentaje de población que vive en extrema pobreza en el país subió de 16,8% a 18,3% en un solo año, señala una publicación de la Fundación Jubileo. La variación se registró entre las gestiones 2015 y 2016, y sería una señal de la reducción del crecimiento económico en el país, afirma la institución.

Jubileo recuerda que la reducción de la pobreza es un compromiso nacional e internacional, y que el primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) consistía en erradicar la pobreza extrema y el hambre hasta el año 2015.

En el caso de Bolivia, agrega, se había asumido bajar la extrema pobreza a 24,1% de la población, “pero el desempeño fue extraordinario y hasta ese año se redujo a 16,8%”.

Desde la década de los 90 la disminución de personas que vivían en la indigencia fue de 24 puntos porcentuales. Para el año 2016, el porcentaje de personas que no disponían del ingreso mínimo requerido para el destino exclusivo de alimentos y satisfacer los requerimientos nutricionales se incrementó en 1,5 puntos porcentuales, según el informe del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas presentado en la rendición pública de cuentas, el 3 de octubre de 2017.

Crecimiento económico

En el periodo 2007–2015, más de 1,8 millones de personas dejaron de ser extremadamente pobres. En ese tiempo, el Gobierno llegó más allá de una de las metas del ODM 1 y Bolivia alcanzó un notable resultado. En los últimos años, el crecimiento económico del país empezó a disminuir. El crecimiento promedio del Producto Interno Bruto (PIB) bajó a 4,3%, el año 2016, y para 2017 no pasaría de 4%, según estimaciones de organismos internacionales.

Desde 2007 hasta 2011, la reducción de la pobreza se había mantenido a un ritmo de aproximadamente 5 puntos porcentuales (pp) y el crecimiento económico promedio de esos años fue de 4,9%.

Según el crecimiento del PIB, indica Jubileo, se advierte que durante el periodo 2007–2013 las tasas fueron favorables para la reducción de la pobreza, pero en cuanto empezó la desaceleración económica y las tasas de crecimiento comenzaron a ser menores, los niveles de reducción de la pobreza extrema también fueron marginalmente inferiores, hasta llegar a la gestión 2016, cuando la pobreza extrema se incrementó y el PIB decreció respecto del año 2015.

La nueva agenda de Naciones Unidas contempla los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que se constituyen en un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

Si bien la cantidad de personas en extrema pobreza disminuyó en el país, aún hay más de 1,8 millones de personas que luchan por satisfacer sus necesidades más básicas. Además, aparecen nuevas amenazas como el cambio climático, la inseguridad ciudadana, el alcance de los servicios básicos y la inseguridad alimentaria, “las cuales requieren de mayores esfuerzos para sacar a las personas de la pobreza”.

Jubileo señala que este cambio en el ciclo económico debe ser una alerta para proteger los resultados alcanzados y evitar que más personas vuelvan a vivir en situación de extrema pobreza, para lo cual “se requieren políticas públicas garantizando la sostenibilidad”.

Agrega que es recomendable para el país generar más empleos de calidad, prevenir políticas asociadas a derechos como salud y educación, proteger el gasto social y aprovechar el potencial de población en edad de trabajar que alcanza a 79%, segmento al que se conoce como “bono demográfico”.

Por último, indica, los Objetivos de Desarrollo Sostenible constituyen un compromiso audaz para finalizar lo que se comenzó con los ODM y terminar con la pobreza en todas sus formas y dimensiones hasta el año 2030. Igualmente, señala, la agenda patriótica, proyectada hasta el 2025, tiene como uno de sus pilares erradicar la extrema pobreza. “Es una aspiración que estas dos metas sean cumplidas”.

/ANF/


ANF-336x90px-profesional-por-un-dia

Noticias relacionadas:

Wordcel
portal

Opinión

Noticias