Por Guillermo Arroyo

Sin aqua non

  • COMPARTE:

El 22 de marzo de cada año la ONU instituyó el Día Mundial del Agua para poner en conciencia de la humanidad la realidad sobre este recurso, su administración y perspectivas, y particularmente para los países pobres o aquellos cuya carencia es latente y cuya ausencia tiene consecuencias para la economía onerosas. Bolivia está entre estas últimas y la información oficial confirma el vergonzoso drama.

Regiones y ciudades con índices elevadísimos de carencia en Oruro, Pando, Beni, Chuquisaca o Potosí. Municipios abandonados a su suerte y cuya inminencia de crisis es latente y  no está muy lejos de nuestra vista. En el caso de La Paz es suficiente el trayecto entre la ciudad y el  altiplano para ver la inmediata necesidad, no sólo para el consumo humano en muchos casos inexistente completamente, sino también en su gestión y manejo para el riego, la preservación de la tierra o la rotación de los cultivos en muchos casos, la única fuente de ingresos y supervivencia de la familia campesina. En el camino se pretende avanzar mediante asignaciones fijas en dinero desde el gobierno a municipios donde la característica de los problemas es variada y consecuentemente diferente. En algunos casos 300 mil dólares puede ser suficiente, en otros no, o pudiera necesitarse menos. También se “instruye”, como si los técnicos fueran iletrados, no resolver el problema perforando pozos, aprovechando el agua subterránea, solución que pudiera resultar comparativamente mas conveniente en el mediano y largo plazo. En todos los casos subyace la intencionalidad y prebendalismo políticos que alejaran las verdaderas y duraderas soluciones técnicas en aras de la impostura y la demagogia.

La importancia política del agua ya ha sido repetidamente demostrada en Bolivia desde los gobiernos de Banzer y Sánchez de Lozada. Hoy la demostración es más inminente al ver los campos inundados por las crecientes, las cosechas perdidas o los desastres urbanos tan cerca en los barrios de La Paz. Preocupados por el sostenimiento alimenticio o el incremento de la demanda de alimentos si hubiera crecimiento económico entonces los problemas de gestión del agua irían creciendo proporcionalmente.

En la práctica y confirmado por la información oficial el racionamiento del agua es una realidad en Bolivia. La escasez local en Bolivia crece, en vez de mitigarse y afecta a casi todos los aspectos de la economía humana. Desde las enfermedades de origen hídrico que anquilosan a nuestros niños pasando por inundaciones o sequías que erosionan y esterilizan a nuestros campos, hasta la inseguridad urbana de pueblos y ciudades, los problemas del manejo del agua son tan visibles y cotidianos que en países más sensibles e inteligentes darían lugar a disciplinas y escuelas de pensamiento muy amplias e investigativas para resolverlos.

Puede decirse empero, que una cosa son las limitaciones locales causadas por errores casi puntuales y aun los problemas en ámbitos regionales -así llaman en Italia a los espacios que cubren la influencia económica de una cuenca hídrica- pero otra son las crisis globales que comprometen seguridad alimentaría u otra que afecte a la contaminación y depredación de cursos de agua como ríos, lagos o el deshiele de los nevados en prácticamente todos los puntos de la geografía de Bolivia. Para ello los esfuerzos aislados resultan insuficientes y en algunos casos  inocuos y desperdiciados, si no obedecen a concepciones técnicas muy precisas, financieramente adecuadas, en un panorama, como el de los países pobres, en el cual los recursos de dinero son prácticamente infinitos.

Si aparentemente usamos poco agua de nuestro potencial nacional, estando mas bien la pregunta en ¿Cuánta agua podemos usar con eficiencia, sin desperdicio y con seguridad? La respuesta entonces es la cruz del problema



Noticias relacionadas:


Opinión Gobiernacion de La Paz Noticias al minuto
Boletines
Tome decisiones leyendo nuestros boletines realizados por especialistas.
Notas análisis político Notas económicas

Torres Brandy México Tailor Made Holidays & Small Group Tours to South America Altozano productos Quinua Web Hosting Bolivia Registro de dominios Bolivia
ANF

La Agencia de Noticias Fides es una obra de la Compañía de Jesús
Derechos de propiedad intelectual reservados
Se prohíbe expresamente la reproduccion o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de la ANF
(c) 2016