Por Guillermo Arroyo

Gestión local del agua

  • COMPARTE:

El gobierno ha asignado un presupuesto de 100 millones de dólares para la construcción de pequeños sistemas de agua para consumo humano (agua potable) y para riego( en apoyo y diversificación de la producción de alimentos) en ambos casos la intención es buena y sensible a la escasez de agua tan latente y símbolo de pobreza . Condice con la creciente tendencia, por lo menos en Sudamérica, de ir trasladando la responsabilidad desde los estados nacionales hacia los gobiernos locales o comunitarios puesto que no otra cosa significa requerir de diseños finales antes de autorizar finalmente los fondos.

 Es probablemente posible el desarrollo de nuevas fuentes de agua   en municipios muy pequeños mediante sistemas relativamente accesibles en cuanto a diseño y consecuentemente costos, a diferencia de la tendencia centralizada y de concentraciones de dinero no siempre con resultados exitosos y que prevaleció diríamos hacia la ultima década anterior aunque para casos de escasez crónica, pero subsistirán también conflictos que deberán resolverse finalmente, con conocimientos aplicados en disciplinas tan diferentes como la sociología, la ingeniería y la hidrológia.

 El problema de aumentar y disponer de mayor cantidad de agua no es únicamente y en algunos casos ni  principalmente de ingeniería, pudiera ser mas bien principalmente un problema de asignación de recursos financieros crónicamente escasos, de ahí  nuestra preliminar reacción a la optimización en el uso de los 100 millones asignados por el gobierno y también en aquellos sitios donde quizás sea la única oportunidad que se tenga en mucho tiempo para  ir avanzando. La oferta y la demanda de agua que puede ser fuente de conflictos derivan muy pronto en problemas de gestión y asignación, en un panorama de escasez.

 Las fuentes de agua  en  las comunidades rurales pequeñas para ser aprovechadas dependen de la real cantidad de recursos financieros disponibles para ir buscando soluciones y de la ulterior necesidad de administrar óptimamente el sistema construido con grandes esfuerzos y sacrificios.

            La economía comunitaria del agua y la administración de la escasez son consecuentemente elementos constitutivos y esenciales cuando se trata de  gestiones locales o comunitarias y las soluciones solo pueden venir “desde abajo”. Todas ellas concluyen en la necesidad de optimizar el manejo o gestión del agua y en aspectos tales como penalizar el derroche, o el estimular e los incentivar  la innovación o crecimiento de los sistemas para atender eventuales incrementos de la demanda, etc. Puede a esta altura concluirse, que  están conectados a la subsistencia, a la economía regional o a la identificación de cultivos con mayor demanda de agua de lluvia y consecuentemente con relativamente menor necesidad de recursos financieros o técnicos inmediatos.



Noticias relacionadas:


Opinión Gobiernacion de La Paz Noticias al minuto
Boletines
Tome decisiones leyendo nuestros boletines realizados por especialistas.
Notas análisis político Notas económicas

Torres Brandy México Tailor Made Holidays & Small Group Tours to South America Altozano productos Quinua Web Hosting Bolivia Registro de dominios Bolivia
ANF

La Agencia de Noticias Fides es una obra de la Compañía de Jesús
Derechos de propiedad intelectual reservados
Se prohíbe expresamente la reproduccion o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de la ANF
(c) 2016