Por Guillermo Arroyo

CONCEPTOS SOBRE EL AGUA

  • COMPARTE:

Aún para expertos con cierto grado de experiencia el tema de establecer conceptos comunes y unívocos sobre gestión y administración del agua no es fácil. Se trata de legislaciones que puedan ser aplicables por la autoridad pública, en el marco de políticas públicas especificas según de qué usuario se trate (en ciudades, pequeños o medianos pueblos, industrias) y a su vez que estos puedan entender, captar y en última instancia acatar y obedecer.

El desarrollo en la práctica de algunos conceptos teóricos tales como los que puedan legislarse o de aquellas regulaciones instrumentales para la gestión misma, están rigurosamente limitados, porque puede afirmarse que no existen reglas universales de administración del agua, recurso que a su vez es dependiente de circunstancias aleatorias, como la cantidad y calidad de agua en una determinada situación climática o del año hidrológico o alternativamente, algo mas difícil y donde se encaminan hipótesis contemporáneas de los organismos de crédito, las circunstancias sociológicas, políticas o económicas encadenadas que ocasionen  la estructura institucional para el desarrollo del recurso mismo. Una cosa es abundancia, otra escasez, otra es temporalidad estacional, etc. como puede verse.

Es, desde luego, más importante su funcionalidad operativa que buscar la perfección en situaciones muy variables y hasta en regiones pequeñas variables o atípicas, lo que convierte a las hipótesis de trabajo en imprescindiblemente flexibles (legislaciones, normas, regulaciones etc.).

La implementación de un régimen y una autoridad de agua con la suficiente fuerza y en muchos casos imprescindible aceptación por la sociedad a la que sirven es consecuentemente un proceso muchas veces de “error y ajuste” gradual, es decir que como resultado de su aplicación en un determinado escenario resulte exitoso sólo después de varias experiencias. Los procedimientos que inicialmente se fijen, incluso algunas veces incluyendo fallos judiciales y adoptando políticas coherentes de principio a fin pueden tomar varios años. Quizás y ejemplos puedan discutirse con la anterior experiencia en La Paz y El Alto de SAMAPA  o el empantanamiento discursivo en que se halla inmersa la reestructuración de la “nueva empresa” en las dos ciudades que ya lleva más de 5 años. Lo mismo pudiera deducirse para el caso Cochabamba y su empresa, entrampada burocráticamente y hasta con acusaciones de corrupción.

Los casos demostrativos sobre la aplicabilidad práctica de diversa hipótesis de trabajo abundan también internacionalmente porque una vez dictadas las leyes, las herramientas para la práctica (permisos, tarifas, normas, reglamentos, etc.) son nuevamente de larga implementación y en todos los casos requieren administradores con experiencias y disciplinas diversas para que al final del proceso, se pueda tener agua sin problemas. Esta conclusión es casi común para todos los usos económicos del agua.



Noticias relacionadas:


Opinión
Columnista invitado
ALBERTO PONCE FLEIG
DEMOCRACIA OCASIONAL
Gobiernacion de La Paz Noticias al minuto
Boletines
Tome decisiones leyendo nuestros boletines realizados por especialistas.
Notas análisis político Notas económicas

Torres Brandy México Tailor Made Holidays & Small Group Tours to South America Altozano productos Quinua Web Hosting Bolivia Registro de dominios Bolivia
ANF

La Agencia de Noticias Fides es una obra de la Compañía de Jesús
Derechos de propiedad intelectual reservados
Se prohíbe expresamente la reproduccion o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de la ANF
(c) 2016