Opinión

2011-10-27 00:00:00

¿GAS Y PETROLEO EN LA PAZ?


A raíz de la censura que el gobierno ha sufrido en las urnas con el voto nulo y la derrota política que le han infringido los indígenas del TIPNIS, se han levantado voces que ya es hora que S.E. cambie de asesores políticos. A eso se debe añadir que el aparato propagandístico oficial ha perdido su toque para generar titulares impactantes, respaldados de noticias medianamente creíbles.

Fiel a ese estilo, trató de aprovechar el 20 de Octubre para llenar los titulares de los medios disminuyendo el impacto de la llegada de los marchistas y desviar la atención de la población paceña, anunciando el hallazgo de hidrocarburos en el departamento de La Paz.

Esta vez hasta mala suerte tuvieron. La mañana del 20 de octubre la muerte de Gadafi era la noticia y en la tarde las declaraciones del presidente venezolano de haber derrotado al cáncer.

Pero ¿qué dijeron las autoridades? Se ha descubierto gas y petróleo en el Norte de La Paz. Se trata de un trillón de pies cúbicos de gas y 300 millones de barriles de petróleo. Es un petróleo pesado. Lo único que falta es confirmar con dos pozos exploratorios el 2012.

Parece que por un método ultra secreto los expertos gubernamentales, están entre los pocos privilegiados que detectan hidrocarburos en el subsuelo, sin perforar pozos. 

Si la perforación de los dos pozos en Liquimuni no encuentra el petróleo y el gas anunciados, ¿qué pasará? Es de esperar acusación de sabotaje a la CIA.

A los que fracasen ¿se les aplicará justicia comunitaria? Al fin y al cabo el delito habría sido cometido en territorio indígena.

Pero la justicia comunitaria data inalterable de hace 500 años y el petróleo fue descubierto en siglo XIX y la CIA apareció en siglo XX. ¿Habría suficiente jurisprudencia comunitaria para atender el caso?

Así podríamos continuar con interrogantes cada vez más estrafalarias por la forma irresponsable y aberrante en que se dieron las noticias con objetivos estrictamente políticos.

Es imperdonable. Autoridades de gobierno que deberían dar información seria y confiable han destrozado la primera regla de seriedad de información de la industria petrolera: No se debe hablar de producción, calidad y reservas de hidrocarburos, hasta que no se tenga estas substancias en forma medible en la superficie. Cualquier otro dato de esa naturaleza, solo sirve para elaborar conjeturas y/o mentiras mal intencionadas.

Para que usted lector pueda ver más claramente, después que se haya disipado la humareda de información política y demagógica, un poco de información confiable y verificable.

En general, partiendo del norte de Santa Cruz, la Cordillera Real inicia un giro hacia el noroeste. Al hacerlo arrastra las serranías subandinas de sus estribaciones que son las que encierran estructuras hidrocarburíferas. Es un área de difícil interpretación geológica por estar afectada por innumerables fallas y movimientos de bloques.

El modelo geológico será resuelto después de la perforación de varios pozos. Así que bienvenidos los dos pozos exploratorios que YPFB asociado con PDVSA planea para el próximo año.

YPFB el 1973 y 1974 ha perforado dos pozos sin éxito en Liquimuni. Más al noroeste, en la provincia Franz Tamayo, Sun Oil perforó el pozo Tuichi, también sin éxito. Más al sureste, Gulf Oil perforó el pozo Cerro Boya, también sin éxito.

El acceso es difícil, pero la zona de Liquimuni no es un área indígena protegida como el Isiboro-Sécure. Construir caminos requiere sólo de una consulta pública que debería estarse haciendo en Caranavi. Si los resultados no fueran positivos, no se excluye la perforación exploratoria. Esta puede ser realizada utilizando helicópteros. Así lo hizo Gulf para Cerro Boya el 1964 utilizando Caranavi como aeropuerto de ingreso, y en 1976 Sun Oil perforó Tuichi utilizando Reyes de aeropuerto base.

En los tiempos actuales, operaciones totalmente aerotransportadas se han vuelto comunes en el mundo petrolero. Por lo tanto, esperemos los resultados de los pozos en Liquimuni con seriedad y cordura, sin afanes demagógicos. Así se encuentra petróleo.