Friso 1080 x 90 Acceso a clientes
movil 1

Sociedad

23 de febrero de 2017 19:50

Voces de la Amazonía: La zafra de la castaña atraviesa por una drástica caída

Varios actores se declararon en emergencia por la baja producción de la castaña en la Amazonía norte de Bolivia. Factores referidos al cambio climático, deforestación y degradación, habrían influido en la reducción del volumen de este producto.

DIRIGENTES FOTO Cocos del fruto de la castaña. Foto: ANF

Por Carmen Julia Lujan y Jorge Luis Meruvia

Riberalta, 23 de febrero (ANF).-  Sectores involucrados en la cadena productiva de la castaña o almendra, fundamental para la economía del norte amazónico de Bolivia, manifiestan su preocupación ante la baja producción de la zafra (tiempo de recolección), según datos preliminares que reflejan tan solo un 30 por ciento de la producción normal. Los datos oficiales se conocerán luego de la culminación de la zafra que ocurre en abril.

Ante esta situación, a la cual califican de “bajón histórico”, se estima que la reducción de este producto forestal  podría desatar una de las peores crisis económicas en la región y que la baja en los volúmenes de la recolección de castaña afectará no solo a campesinos, indígenas, zafreros y empresarios, sino  a la población amazónica en general. 

La importancia de la castaña boliviana, considerada como “producto estrella”, radica no solo en su potencial económico en cuanto a la generación de empleo o su liderazgo mundial en exportaciones, sino en la conservación de los bosques. El bajón, según dirigentes de organizaciones sociales e investigadores, es registrado no solo en esta gestión, sino se está generando de manera paulatina debido al cambio climático, deforestación y degradación que viene atravesado la  Amazonía.

Para el ejecutivo de la  Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos Regional Vaca Diez (FSUTCRVD) de Riberalta, Alfredo Nava, la preocupación de su sector crece con el paso de los días de zafra y la merma de este producto ya que de esta recolección dependen económicamente casi la totalidad de las familias de la región.

“Lo sentimos mucho como campesinos porque vemos un bajón económico y un problema social aquí, no ha sido muy fructífera este año y viene a bajar más por el cambio climático”, aseguró.

Es así que Nava considera que es necesario llegar a un acuerdo con autoridades locales, departamentales y nacionales para que coadyuven con alternativas  para poder enfrentar los meses en los que no habrá ingresos económicos.

Para la tercera coordinadora del Bloque de Organizaciones Campesinas e Indígenas del Norte Amazónico de Bolivia (BOCINAB), Elena Melgar, la  problemática  de la baja producción de castaña está generando una situación de emergencia en la región amazónica.

“Nos preocupa porque viene el año escolar y no vamos a tener cómo comprar útiles a los pequeños hijos, tenemos muchas necesidades y no sabemos cómo vamos a mantener a nuestra casa, a nuestras familias”, manifestó.

Por su parte, el representante de la Federación Sindical Única de Trabajadores  Gomeros y Castañeros de Bolivia, Edwin Endara, expresó que la producción de castaña bajó en más de 70 por ciento. Explicó que antes un árbol abastecía para llenar 3 cajas de 23 kilogramos, aproximadamente, ahora solo se recolecta media caja o un poco más. Por esta situación su sector ha visto la necesidad de organizarse para iniciar una actividad de protección de la Amazonía, pero también velar por el cuidado económico de las familias.

Según Endara, tuvieron reuniones con diversas autoridades gubernamentales que se desplazan hasta esa región, pero no hubo avances significativos, incluso asegura que hay dirigentes que pueden financiarse un viaje a La Paz para gestionar acciones, pero que en muchos casos no son considerados  representantes “genuinos”.

“Nosotros hemos nacido en el monte, hemos rayado goma, somos castañeros y sabemos cómo cuidar nuestra Amazonía, (…)  espero que nuestra voz pueda ser escuchada a nivel nacional porque eso no ocurre tampoco en nuestra Amazonia, acá la información es local. Nosotros como dirigentes zafreros no podemos viajar a La Paz a decir al Gobierno ‘queremos esto’,  no hay los recursos. Los que tienen recursos son los que van y lo hacen a su conveniencia”, puntualizó.





Propuestas para enfrentar la crisis 


La caída de la porduccion de castaña en la presente gestión ha generado varios espacios de debate en las distintas organizaciones sociales de la Amazonia Norte con el fin de encarar adecuadamente la pronosticada crisis económica, pero también para proponer soluciones a corto, mediano y largo plazo que protejan la Amazonía ante los distintos factores climatológicos que la amenazan.

A continuación un resumen de algunas propuestas que luego de ser analizadas y consensuadas pretenden ser presentadas a las autoridades para su consideración y toma de acciones en conjunto.


Aproximaciones al Estado

Durante el 123 aniversario de la fundación del municipio de  Riberalta, el 3 de febrero, su autoridad municipal, Omar Núñez Vela, en un discurso dentro el acto conmemorativo realizado en la Plaza Principal, abordó la problemática de la baja de producción de castaña dirigiéndose al presidente del Estado, Evo Morales.

“Presidente, Riberalta exporta alrededor de 200 millones de dólares en castaña, madera, oro y otros productos, pero también este año debido a la inclemencia del tiempo tenemos un bajón en la principal actividad que se explota acá en Riberalta que es la castaña. Hay una disminución en la producción de un 50 por ciento y estamos preocupados porque también 50 por ciento  de las personas que trabajan en esta cadena productiva va dejar de trabajar este año, este rubro ocupa y tiene un efecto multiplicador en el consumo debido a que es una actividad intensiva en ocupación”, dijo.

Buscan declaratoria de zona de desastre 


El  presidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana del Concejo Municipal de Riberalta, Ciriaco Rodríguez, junto a otras autoridades, presentó el informe “Crisis sector castañero y declaratoria de desastre a la Amazonía”, que busca  viabilizar una ley municipal que declare zona de desastre al municipio de Riberalta.

Asimismo, solicita la socialización inmediata sobre esta  crisis con el municipio de  Guayaramerín (Beni) y los municipios Gonzalo Moreno, Blanca Flor, el Sena, Puerto Rico y Cobija de Pando.

También contempla la elaboración de un plan de contingencia  para tomar las medidas de prevención. Por último, solicita  al Gobierno departamental de Beni, Pando y al Gobierno Nacional se priorice un plan para atenuar la crisis y generar fuentes de trabajo para al menos  30 mil familias que no tendrán ingresos económicos en los próximos 6 meses.

A continuación el documento:

 



/CJL-JLM/FC/



Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias