27.09

Sociedad

23 de febrero de 2017 19:46

Voces de la Amazonía: Empresarios de castaña buscan alternativas para cuidar la producción

Sugieren el trabajo en conjunto de todos los sectores involucrados en la cadena productiva de la castaña para paliar la reducción en su producción.

EMPRESARIOS Castaña con cáscara. Foto: ANF

Por: Carmen Julia Luján y Jorge Luis Meruvia

Riberalta,  23 de febrero (ANF).- Empresarios del sector castañero consideran que es necesario buscar medidas para enfrentar el bajo volumen en la producción de la castaña y consolidar alternativas para alcanzar la diversificación de productos en la Amazonía boliviana y dejar de ser monocultores.

Según  el presidente de la Cámara de Exportadores del Norte (CADEXNOR), Agustín Vargas,  la exportación de castaña mueve el 75 por ciento de la Amazonia del norte de Bolivia, es decir, al departamento completo de Pando,  gran parte  del departamento del Beni y del norte de La Paz.

Por este motivo, Vargas considera que la proyectada, pero aún no con cifras oficiales, crisis en la producción de la castaña de esta gestión no responde a un tema netamente empresarial, sino social y, por ello, es preciso ver alternativas para cuidar esta actividad.

Este trabajo, asegura, debe ser analizado y realizado en conjunto desde todos los sectores involucrados en la cadena productiva hasta las autoridades departamentales y municipales de los tres departamentos amazónicos, además del Gobierno nacional.

“Lo urgente es que tenemos que ver cómo vamos a paliar la falta de producto para esta zafra, ya el año pasado hubo una falta de producto porque se hicieron burocratizaciones por la importación de materia prima que no dejaron entrar en Brasil y porque hay una fuga legal e ilegal al hermano país del Perú”, afirmó Vargas.

Por su parte, el empresario productor de castaña, Wálter Suárez Soruco,  manifestó que la merma de la castaña en plena época de la zafra es aguda en este 2017, por tal motivo la producción alcanzaría como máximo al 50  por ciento de su potencial.

“Nosotros producimos más de 200 millones de dólares en esta región en año normal. Exportamos cerca de 1.200 contenedores en un año normal, ahora esa relación vamos a notar que va caer y si exportamos 500, 600 contenedores va ser ‘muy buena zafra’, pero en el término económico va disminuir la mitad”, indicó.

En ese sentido, Suarez enfatiza que la región atraviesa por  “días negros” y que debe existir una planificación integral que agrupe a campesinos, indígenas y a todos los sectores sociales de la región para considerar el desarrollo de una diversificación de productos y no solo depender económicamente de la producción de castaña.

 
 

Por otro lado, el presidente de la Asociación de Productores de Goma y Almendra (ASPROGOAL), Rene Fong, considera que el norte amazónico amerita ser declarado en estado de emergencia debido a la “drástica” disminución de castaña que se registra en la Amazonía boliviana.

“Nosotros deberíamos ya estar todo el norte amazónico declarado en emergencia porque debido a la sequía los árboles que son plantaciones naturales han tenido una  drástica disminución de esa cantidad”, expresó.  

Fong explicó que entre 25 y  26 mil toneladas de castaña  son exportadas anualmente desde su sector, pero la presente zafra verá disminuida esta cifra. Además estima que los contenedores tan solo  alcanzarán a cubrir el millón y medio de cajas para la exportación de este producto.

“Esta vez la cantidad que vamos a tener de contenedores yo no creo que pasemos del millón y medio de cajas. Ruego a Dios estar equivocado, que esto que estoy diciendo hoy no se cumpla. Que por ahí los árboles nos están haciendo la jugada y todavía tienen su fruto y en el trascurso de estos días se derramen y esta crisis que la estamos sintiendo sea lo menos grave posible”, señaló.

En tal sentido, Fong participa de la conformación de una Coordinadora para la Defensa y Desarrollo de la Amazonía de Bolivia junto a la inquietud de otras organizaciones con el objetivo de presentar a las autoridades departamentales y nacionales la realidad por la que atraviesa el norte amazónico, para que actúen ante este estado calificado de “crítico”.

 
 

Datos oficiales

 En cuanto a las exportaciones de castaña, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas destaca las siguientes cifras  en su portal digital publicado en fecha 4 de agosto de 2016, donde al primer semestre de esa gestión, Bolivia exportó 82 millones de dólares, cifra mayor en 7 por ciento al comercializado durante el mismo período de 2015. En cuanto al volumen de producción,  se destaca  un crecimiento significativo por la exportación de 12.614 toneladas,  19 por ciento más que lo exportado en el primer semestre de 2015.  

Asimismo, el portal económico señala que en  ese primer periodo de  2016, la castaña alcanzó su comercialización en 28 países, teniendo como destinos principales, según el volumen exportado, Reino Unido con un incremento de 23 por ciento en relación al mismo periodo de 2015; Alemania con 49 por ciento; Estados Unidos  con 15 por ciento; Perú anota 75 por ciento, Australia presenta 23 por ciento; Italia registra 59 por ciento; y, por último, Holanda  mantuvo un comportamiento  similar a la gestión 2015.  

Otra amenaza para la castaña, el bromuro de metilo

El presidente  de CADEXNOR, Agustín Vargas, puso de manifiesto que existe una amenaza emergente para la comercialización de la castaña y tiene relación con la detección de un compuesto químico denominado bromuro de metilo.

Según  Vargas, algunos países de Europa realizaron  análisis y detectaron un  índice  elevado de este compuesto en la castaña. Sin embargo, para el empresario es necesario diferenciar entre el  bromuro de metilo encontrado en el producto amazónico, que es de origen orgánico, y el bromuro de metilo, que deriva del petróleo y prohibido en Europa y Latinoamérica, pero que suele ser utilizado en la fumigación de producción agrícola.

“Resulta que existe el bromuro de metilo en los árboles, en las plantas, en  las cortezas, en las  aguas estancadas, en el cuerpo humano, entonces, este bromuro de metilo que tiene nuestro producto de la castaña no es el mismo bromuro de metilo que proviene del petróleo, es un bromuro de metilo orgánico que no es nocivo para la salud”, aseguró.

Para poder demostrar su afirmación y sacar de toda duda a los compradores europeos o a cualquier interesado en adquirir el producto, Vargas refiere la necesidad de contar con un  estudio científico que sea  avalado por instituciones pertinentes para que  la castaña boliviana no tenga este tipo de inconvenientes ni se cuestione  su calidad. Por tal motivo, se necesita el apoyo y trabajo  con universidades, centros de investigación, gobernaciones y el Gobierno nacional.
 
CJL-JLM/FC/


ANF movil

Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias