Friso 1080 x 90 Acceso a clientes
movil 1

Politica

13 de agosto de 2017 00:11

ENTREVISTA: Bolivia y la región bajo el lente crítico del Encargado de Negocios de EEUU

Con el cuidado característico de quien es diplomático, Brennan expresó la voluntad de EEUU de trabajar con la Cancillería boliviana hasta el punto que valga la pena restituir embajadores; expresó su preocupación por la crisis que vive Venezuela como consecuencia de la cooptación de poderes por el régimen de Nicolás Maduro, además de las connotaciones de la nueva Ley de la Coca y el aumento de cultivos en zonas no tradicionales.

fotocredito Peter Brennan, Encargado de Negocios de EEUU. Foto y video: ANF

Texto: Jimena Mercado C.

Multimedia: Noelia Rendón


La Paz, 13 agosto (ANF).- El encargado de Negocios de Estados Unidos en Bolivia, Peter Brennan abrió las puertas de la Embajada norteamericana en La Paz para conversar con la Agencia de Noticias Fides sobre los nuevos nichos de exportación para  los empresarios bolivianos, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, la política internacional de Donald Trump, la crisis en Venezuela, la nueva Ley de la Coca y hasta la anulación de la intangibilidad del Territorio Indígena Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).
Con el cuidado característico de quien es diplomático, Brennan expresó la voluntad de EEUU de trabajar con la Cancillería boliviana hasta el punto que valga la pena restituir embajadores; la preocupación de su Gobierno por la crisis que vive Venezuela como consecuencia de la cooptación de poderes por el régimen de Nicolás Maduro; las connotaciones de la nueva Ley de la Coca y el aumento de cultivos en zonas no tradicionales, además de otros temas.

ANF: Hace poco, el Secretario de Estado de los Estados Unidos Rex W. Tillerson hizo llegar su felicitación al pueblo boliviano por el 6 de agosto. En su mensaje destaca que EEUU es uno de los principales socios comerciales de Bolivia  y que seguirá trabajando en la colaboración futura basada en el beneficio y el respeto mutuo.
PB: Creo que lo que ha expresado el Secretario es un indicio de la política hacia Bolivia que sabemos que tenemos muchas áreas de intereses en común, por ejemplo: en la parte comercial, donde podemos expandir nuestras relaciones, es una relación que data de muchísimos años, casi desde el principio de nuestros países y hay una afinidad entre nuestros pueblos, hay muchos lazos culturales, educativos, etcétera. Todo eso refleja que hay una relación bien estrecha que ha existido desde hace muchísimos años, obviamente hay diferencias políticas pero no debe ser lo único que defina la relación entre ambos países. De nuestra parte, tenemos una actitud de apertura, de querer trabajar en las áreas que tenemos intereses mutuos, donde se pueden beneficiar ambos países y ambos pueblos.

 ANF: Bolivia en los últimos años y sin la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de la Droga (ATPDEA) ha crecido en exportaciones hacia Estados Unidos, pero cuando se ve el detalle, son las materias primas y los minerales que crecieron  frente a la caída de la manufactura textil y en cueros que ha sido el sector más golpeado.
PB: Es cierto que en términos de textiles las exportaciones de Bolivia han bajado bastante. La ATPDEA no existe ahora ni aquí, ni en Perú, ni en Colombia y creo que si mira el sector de textiles los países asiáticos dominan ahora y es muy difícil competir contra ellos.
Como en muchos países hay que buscar nuevos productos, nuevas áreas donde se pueda aumentar el comercio y creo que Bolivia en el caso de la relación con Estados Unidos ha logrado más exportaciones en quinua y las hojuelas de granos también en áreas como productos en madera aunque quizás ha disminuido un poquito en los últimos años, pero son productos que en el mercado de Estados Unidos hay nichos beneficiosos, también hay otros nichos que los exportadores de Bolivia pueden explorar y eso tratamos de hacer en las mesas de trabajo que hemos establecido con la Cancillería y el Gobierno.
En términos de la relación comercial en general tenemos un balance de comercio bastante saludable para ambos países, somos el segundo mercado para productos bolivianos y el tercer importador de Bolivia después de Brasil y China, eso refleja que hay mucho interés de ambos países. Bolivia está importando muchos insumos que ayudan a la producción agrícola como la maquinaria, insumos para ayudar a la economía boliviana, también tenemos las franquicias de los EEUU (…) ahora recientemente fui a la apertura de Burger King en Obrajes, cuando voy a Santa Cruz estoy impresionado por las nuevas franquicias estadounidenses como Subway, hoteles, alquileres de vehículos todos son franquicias que ayudan con el empleo y que para ambos países ayuda a la economía.


ANF: ¿Han encontrado un ambiente adecuado para hacer inversiones, emprendimientos empresariales?
PB: En general estas franquicias no se instalarían sin tener un ambiente favorable; deben asegurar que el clima de inversiones es adecuado, cualquier país debe asegurar que su clima de inversiones es adecuado y eso es muy competitivo en el día de hoy, y hay que asegurar seguridad jurídica que es importante para cualquier empresa que quiera invertir, también debe haber incentivos para que puedan invertir, y hacer todo lo que puedan para hacer las inversiones.


ANF: ¿Bolivia está aprovechando estos nuevos nichos de mercados para las exportaciones, nuevos mecanismos como el Sistema Generalizado de Preferencias  (GSP) que se abre a más de 3.500 productos?
PB: Bolivia ha aprovechado más o menos 50 productos bajo el GSP, pero creo que hay más posibilidades todavía y obviamente hay mucho más por explorar y a mi juicio es muy emprendedor, rico en recursos y puede aprovecharse más con el sistema GSP.


ANF: Los exportadores bolivianos consideran que si las relaciones entre Bolivia y Estados Unidos se recomponen, podría haber muchas más posibilidades para que los productos nacionales lleguen con mayores facilidades y preferencias arancelarias al mercado de Estados Unidos. ¿En el Gobierno de Evo Morales se puede considerar el retorno de los embajadores?
PB: Yo creo que ese es nuestro objetivo final, es un proceso obviamente, primero hay que restablecer la confianza entre los gobiernos, también hay que trabajar paso a paso en áreas concretas en las que tenemos  intereses comunes en los cuales podamos llegar ojalá al punto de que tenga sentido restablecer embajadores. De nuestra parte estamos abiertos a esta posibilidad, queremos seguir trabajando con la cancillería, explorar estas posibilidades. Y como usted dijo, cuando hay mejores relaciones entre países, obviamente va a ver más oportunidades de intercambio, más visitantes que vienen de uno y otro lado y ahí surgen las oportunidades.

ANF.- ¿Esto se podría darse incluso en el Gobierno de Evo Morales?
PB: Espero que sí, soy un diplomático y siempre somos optimistas y es nuestro trabajo de tratar de apoyar a restablecer relaciones más positivas, más constructivas y de parte de Evo Morales y el Gobierno boliviano hay buena voluntad, de nuestra parte estamos prestos a explorar todas las posibilidades.

ANF: Desde el discurso gubernamental, EEUU sigue siendo el imperio que interviene en sus políticas internas, es responsable de muchas cosas que están sucediendo, incluso de la contaminación ambiental. A pesar de esa posición frente a su país, ¿usted considera que a nivel de la cancillería y su oficina están fluyendo las relaciones?
PB: No hacemos tanto caso a la retórica que sale porque eso no sirve en términos de tratar de restablecer mejores relaciones, una relación constructiva. Para nosotros el imperio es Gran Bretaña, el viejo imperio, hay unos que dicen que el nuevo imperio es la China, pero eso es algo que como dije en la retórica no sirve mucho entrar en estas polémicas, nosotros queremos enfocarnos en una relación constructiva, positiva que sirva a ambos países y nuestros pueblos.


ANF.- Estados Unidos sigue siendo una potencia mundial a pesar del crecimiento de China ¿A dónde va la política internacional de EEUU con el presidente Donald Trump que hace poco cumplió 200 días de gestión y según algunas encuestas muestran su caída de popularidad, y por el otro lado sigue habiendo una incertidumbre sobre las políticas migratorias. ¿Estados Unidos apunta a la integración o por el contrario a la política de los muros y las restricciones migratorias?
PB: En términos de la política internacional de los EEUU todavía es un poco temprano en el periodo del presidente Trump para definirlo o caracterizarlo pero se ve que el Presidente y el Secretario de Estado están enfocados en áreas de situaciones serias como Corea del Norte y los disparos de armas nucleares y misiles que es un peligro para todo el mundo, también en otras regiones como el Medio Oriente que siempre han sido complicados y seguimos con interés porque es algo que afecta a todo el mundo. Y en relación a América Latina, Venezuela es una gran preocupación porque como dijeron los presidentes de casi toda la región en Lima, Venezuela está entrando a una dictadura, y para nosotros y América Latina después de pelear tantos años contra dictaduras es difícil entender cómo alguien puede defender a un Gobierno que está encarcelando a sus opositores, que está matando a jóvenes en las calles con fuerzas militares, eso es algo que debiera ser parte del pasado de América Latina y es triste ver lo que está pasando, es un área de preocupación.
El otro tema es el migratorio, debo enfatizar que EEUU siempre ha sido un país de inmigrantes y siempre vamos a serlo. Hoy en día estamos recibiendo más migrantes que todo el mundo, y vamos a seguir siéndolo pero como cualquier país es importante establecer los controles adecuados y cómo puede eso afectar a la sociedad y es parte de la soberanía de los países establecer las reglas legales de inmigración y tratarlo de controlarlos y mantenerlo como una inmigración legítima y legal.

ANF: Ya que abordó el caso de Venezuela ¿le preocupa a Estados Unidos que en la región también hayan países –aunque sean los menos- que se hayan manifestado a favor de Maduro justificando las acciones bajo una supuesta convulsión social gestada por la derecha?
PB: Creo que casi todo el mundo sabe que esta excusa de Maduro de que hay una conspiración de la derecha, de los EEUU en contra de su Gobierno, creo que todo el mundo sabe que eso no es verdad, los problemas que tienen ellos son producto de las políticas y el manejo del propio Presidente, y estas excusas ya no sirven y no puedo entender cómo algunos líderes de la izquierda incluso pueden defender a un Gobierno militar, que está matando a gente  en las calles, que son cosas del pasado de América Latina, y cómo pueden defender un Gobierno dictatorial como lo han dicho varios de los presidentes, hoy en América Latina que ha sido democrática por 30 años en general.


ANF: La institucionalidad del Estado venezolano se ha visto quebrantada por esta cooptación del poder desde el Gobierno, y la ONU lo ha confirmado, que las libertades democráticas en Venezuela se están restringiendo y que las torturas son lo más frecuente en contra de los manifestantes.
PB: Es muy triste y tiene que ver con el quebramiento del sistema institucional en Venezuela, la institucionalidad es algo que ha hecho de Estados Unidos un país fuerte, un país democrático, tenemos un balance entre los poderes, y lo hemos visto también con el presidente Trump nuestro Poder el Judicial y el Legislativo tienen su independencia y a veces se insertan. En el caso de Venezuela, lo que ha pasado en los últimos 15 a 18 años es que el Poder Ejecutivo empezando por Chávez y después  con Maduro han cooptado todos los poderes del Estado y el hecho más reciente es casi anular la Asamblea General y establecer su propia Constituyente. Así no funcionan los sistemas democráticos, ese es un golpe en contra de su propio sistema democrático.

ANF: El presidente Evo Morales ha respaldado públicamente al Gobierno de Venezuela ¿Se podría pensar que Bolivia pueda seguir este rumbo considerando que el Gobierno desconoce los resultado del referéndum del 21 de febrero, que le ha dicho No a la reelección, y hay fuertes cuestionamientos sobre la independencia de los Órganos del Estado?
PB: No voy a opinar o especular sobre la situación de Bolivia, sobre la situación política interna que es algo para los bolivianos para resolver y comentar, pero ojalá que Bolivia nunca llegue al punto en que está Venezuela en este momento porque es deplorable, es muy lamentable y todavía en Bolivia hay un fuerte espíritu democrático y estoy seguro que el pueblo va a decidir cómo va a seguir en su rumbo político para el futuro.

ANF: Hablando de temas internos pero que tuvieron repercusión internacional, el Gobierno decidió hace unos años que la DEA no esté más en el país, y el presidente Morales afirma que la lucha contra el narcotráfico ha sido más exitosa sin la DEA, pero también contrariamente este año se aprobó la Ley de la Coca que aumenta los cultivos de coca permitidos de 12 mil a 22mil hectáreas en zonas que no son tradicionales. ¿Cómo se vio desde EEUU la aprobación de esta norma y sus implicancias?
PB: En la comunidad internacional creo que muchos lo han comentado porque ha suscitado preocupaciones porque hay gran porcentaje de la coca producida en Bolivia y lo hemos visto en el reporte de la UNODC que es coca que no entra al mercado legal y tradicional, y probablemente va a fines ilícitos y esa es una preocupación para todos los países porque es una lucha compartida y aunque los estudios muestran que hay muy poco de la cocaína que se produce aquí que va EEUU, la mayoría va a Europa, Brasil y Argentina, pero es una lucha conjunta y nos preocupa porque nos afecta a todos y el Gobierno y la UNODC han reconocido este problema que hubo un aumento en la producción de la coca y que hay un gran porcentaje que no pasa por los mercados legales.


ANF: Casi se ha duplicado la superficie de los cultivos de coca, se habrá duplicado el consumo en el país desde que se aprobó la ley 1008?
PB: La verdad en que en nuestro caso ya no sabemos porque ya no tenemos nuestros programas de cooperación antidrogras, pero según lo que dicen los expertos de la ONU y la Unión Europea esas 22 mil son mucho más de lo que se requiere para usos tradicionales, sería para el Gobierno boliviano explicar cómo se van a controlar estos montos que son más de los que se requieren para usos tradicionales.


ANF: En los años 90´ se aprobó un marco normativo interesante de cuidado y protección del medioambiente, de creación de áreas protegidas, pero hace unas horas se levantó la intangibilidad del TIPNIS
PB: Sé que es un debate intenso e interno en Bolivia, no quiero opinar sobre un debate interno. Para nosotros en los  Estados Unidos tenemos el sistema de parques nacionales más grande del mundo y los parques nacionales son sagrados para nosotros. Tenemos políticas bien definidas sobre cómo protegerlos, la no explotación de recursos dentro de esos parques, cada país debe definir su política, y creo que es un debate muy importante y también el tema de los indígenas que están en estas áreas tenemos estos debates con nuestras comunidades indígenas, lo que yo diría es que es importante preservarla naturaleza y he visto lugares en Bolivia que son joyas y que se deben preservar, pero no quiero entrar en debate sobre el TIPNIS se ve que es algo controversial.

ANF: Evidentemente el tema del TIPNIS es interno, pero cuando se habla de medioambiente desde el Gobierno siempre se mira hacia el norte y se lo señala a EEUU como el responsable junto con otros países industrializados por la contaminación planetaria y el calentamiento global y de pretender que Bolivia sea el guardabosques del mundo.
PB: En los EEUU hemos reconocido que hemos sido en el pasado y seguimos siendo responsables de la emisión de carbono más grandes del mundo y a pesar de haber salido del Acuerdo de París, si uno mira las tendencias en los EEUU hemos tenido mejores resultados y vamos a dar un paso más rápido en disminuirla producción de gases de carbono y la introducción de nuevas tecnologías renovables, y si otros países quieren la excusa de que es culpa de EEUU es el responsable, eso no va a solucionar el problema acá en Bolivia, allá en la India o en la China, cada país debe hacer su parte y les afecta directamente en su país y culpar a Estados Unidos no tiene sentido.


ANF: Hablando de la cooperación, con USAID fuera ¿qué queda en la cooperación a Bolivia?

PB: Ahora ya no tenemos los programas de USAID lamentablemente, hay  programas que tuvieron mucho éxito como Prosalud y programas que apoyaban a los productores en madera, visité varios programas del pasado, incluso fui a uno en Toro Toro donde se ayudó a establecer –hablando de parques- el sistema de guías que dio resultados y sigue dando resultados hoy en día que son programas sostenibles. Los programas que tenemos son mucho más limitados y enfocados a jóvenes en enseñanza de inglés que ayuda mucho en términos de oportunidades para las futuras generaciones, de preservación cultural. Hemos ayudado a restaurar la iglesia y el convento  de Santa Teresa que fue de más de 1 millón de dólares, conservación y manejo de agua importante, son programas más puntuales, ya no son como los grandes programas y esperemos que este aportando y ayudando en el acercamiento de los pueblos.




Noticias relacionadas:

Opinión

Noticias