Punto de Vista Por Miguel Manzanera S.J
Punto de Vista

De la Pachamama a la Virgen María

  • COMPARTE:


Por Miguel Manzanera, SJ El culto a la tierra se remonta a tiempos inmemoriales. En la mentalidad ancestral de muchos pueblos era comprensible. El modo más común de sobrevivencia era la agricultura, comenzando por la siembra. El espectáculo, casi mágico, de ver surgir del suelo, primero el tallo y luego la espiga o la planta, evocaba la imagen de la madre que da a luz el alimento necesario para el sostenimiento de sus hijos. Sobre esa tierra el hombre construía su vivienda y realizaba sus actividades. Así paulatinamente la naturaleza, al principio inhóspita, se fue convirtiendo en un hábitat amigable del hombre, apto para su sobrevivencia y convivencia. Normalmente los pueblos primitivos permanecían siempre en el lugar donde de nacimiento, considerado el hogar paterno o la patria chica, donde se alimentaban y formaban la familia y la comunidad. Tan sólo en casos de esterilidad de la tierra por sobrecultivo o circunstancias naturales se producían los traslados migratorios, tanto de individuos como de grupos o de etnias enteras. En ese ambiente precientífico, brevemente descrito, era casi normal “personificar” la tierra y divinizarla. Así surgieron las religiones telúricas, explicitadas en mitos y practicadas en ritos cúlticos. En las regiones andinas, se veneraba a la tierra, con el nombre de Pachamama, que refleja también la profunda querencia del ser humano hacia el vientre materno. Por eso se le hacían ofrendas de agradecimiento con inciensos y productos agrícolas (q’oas) o derramando chicha (challas). En ocasiones cuando se producía alguna catástrofe o tormenta fuerte había que ofrecerle sacrificios sangrientos (willanchas) de llamas, llegando incluso a sacrificar a niños o discapacitados para desagraviar a la Pachamama. Cuando los misioneros católicos llegaron a estas tierras interpretaron estos ritos como idolatrías y se esforzaron por erradicarlos, pero, al percibir su firme raigambre cultural, buscaron la manera de vincular el culto telúrico con la fe cristiana a través de la devoción mariana. Para ello proponían a la Virgen María como la tierra madre, reinterpretando el texto bíblico de “Ábrase la tierra y brote al Salvador” (Is 45, 8). Este canto profético es empleado en la liturgia como una oración a Dios especialmente en el Adviento, tiempo de espera al nacimiento del Salvador. Esta idea, un tanto abstracta, fue plasmada por pintores autóctonos. Según investigaciones de Teresa Gisbert, todavía no concluidas, Francisco Tito Yupanqui, el escultor de la Virgen de Copacabana, habría sido el autor de una pintura en Potosí hacia el año 1586, donde aparece la Virgen María sobre el Cerro Rico de Potosí, insinuando la fusión de ambas figuras. Posiblemente esa pintura, hoy perdida, habría dado origen a varias composiciones pictóricas del barroco colonial sobre el mismo tema iconográfico. La más conocida es el famoso cuadro anónimo, conocido como la Virgen del Cerro, custodiada en Potosí en la Casa de la Moneda, que representa la coronación de la Virgen María por Dios Padre y Dios Hijo, bajo la luz de la Rúaj Santa (Espíritu), representada en forma de paloma. Sorprendentemente la Virgen María con las manos abiertas está enmarcada en el Cerro Coya de Potosí como un manto cónico que la envuelve. A ambos lados del cerro aparecen los símbolos del dualismo andino: el Sol y la Luna. En la parte inferior está el Cerro Chico con el Inca, su hijo, y algunos indígenas y llamas. Esta pintura posee un enorme valor no sólo artístico e histórico, sino también catequético, ya que los indígenas, debidamente adoctrinados, comprendían que al venerar a la Pachamama en el Cerro Coya, que significa Reina, veneraban sin saberlo a la Virgen María, la Reina del Universo, la Madre de Jesús y también la Madre de toda la humanidad. Aquí vemos un magnífico ejemplo de inculturación andina del evangelio, que sirvió para abrir los ojos y orientar las mentes de muchos indígenas hacia la religión cristiana, sin perder por ello sus raíces culturales. Ojalá haya hoy pastores creativos que, partiendo de la religiosidad popular vigente en las diversas culturas, sepan purificarla de los elementos espurios o alienantes y encaminarla hacia la auténtica fe de Jesucristo, el único Salvador, tal como la Iglesia Católica ha transmitido a lo largo de casi XX siglos. ///. (.) El autor es académico y teólogo



Noticias relacionadas:


Opinión
Columnista invitado
MARÍA TERESA ZEGADA
DE POBRES A VULNERABLES
  • Revista de prensa
  • Columna de columnas
01 de septiembre (ANF).- Marcha pedirá que se borren de las listas a candidatos machistas.Foto: Diego Herculano 01 de septiembre (ANF).- Marcha pedirá que se borren de las listas a candidatos machistas.Foto: Diego Herculano 01 de septiembre (ANF).- Marcha pedirá que se borren de las listas a candidatos machistas.Foto: Diego Herculano 01 de septiembre (ANF).- Marcha pedirá que se borren de las listas a candidatos machistas.Foto: Diego Herculano 01 de septiembre (ANF).- Marcha pedirá que se borren de las listas a candidatos machistas.Foto: Diego Herculano 01 de septiembre (ANF).- Gobierno firma decreto para dar 100 becas de post grado.Foto: Diego Herculano 01 de septiembre (ANF).- Gobierno firma decreto para dar 100 becas de post grado.Foto: Diego Herculano 29 de agosto (ANF).-Erick Saavedra, fue nombrado hoy  embajador de Bolivia en Japón.Foto: Diego Herculano
ANF fotos
Soboce presenta a Laredo y Vera en los mejores del mundo en Bolivia Noticias al minuto
Boletines
Tome decisiones leyendo nuestros boletines realizados por especialistas.
Notas análisis político Notas económicas

Torres Brandy México Tailor Made Holidays & Small Group Tours to South America Altozano productos Quinua Web Hosting Bolivia Registro de dominios Bolivia
ANF

La Agencia de Noticias Fides es una obra de la Compañía de Jesús
Derechos de propiedad intelectual reservados
Se prohíbe expresamente la reproduccion o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de la ANF
(c) 2014