19 de septiembre de 2011 | CAINCO

CAINCO; Palabras inauguración de la Feria Exposición

  • COMPARTE:
CAINCO; Palabras inauguración de la Feria Exposición

Luis Fernando Barbery Paz
Presidente

16 de septiembre de 2011

Y nuevamente llegó el día. Un día que reeditamos cuando por primera vez, partiendo de algo muy sencillo y lleno de amor por esta tierra, en 1962, se sembró la semilla del trabajo, la pujanza y el progreso en la 1era. “Feria Exposición de Santa Cruz”. Ésta semilla germinó y año tras año, fue creciendo a la par del desarrollo de nuestra querida Santa Cruz y de Bolivia.

Así llegamos todos juntos a este día, en que en la 36 ta. Feria Exposición, EXPOCRUZ 2011, mostramos al mundo lo que el esfuerzo de cruceños y bolivianos es capaz de lograr, UNA GRAN MUESTRA FERIAL,  que además da trabajo a miles de bolivianos y que genera un movimiento económico cada vez más importante.
Nos muestra a Bolivia no sólo productor minero e hidrocarburífero, sino como un país que es gran productor de alimentos, para alimentarnos a nosotros y al mundo.

Y todo este esfuerzo ya es reconocido a nivel internacional, pues ésta es la feria multisectorial más importante de Latinoamérica, lo cual la coloca como un punto de referencia obligado a la hora de pensar en una vitrina comercial que sea verdaderamente efectiva.

Permítanme explicarme.

América Latina está frente a un gran reto en el contexto global, donde la demanda de alimentos es cada vez más creciente. Esta situación se convierte en una gran oportunidad para poder encaminar nuestro desarrollo.

Todos sabemos que Estados Unidos y Europa están atravesando por una crisis económica muy severa. Unos afirman que es el capitalismo que está en crisis. Otros afirman que es parte solamente de un ciclo económico que tiene picos y valles.

Lo cierto es que sus economías están siendo muy golpeadas y que si antes era una gran aspiración exportar a estas regiones, hoy las mismas generan menos expectativas que en el pasado, sin desconocer que aún ofrecen múltiples opciones.

Esta crisis nos obliga a escribir nuestro propio libreto en lo económico, como afirman varios especialistas. Y en esa concepción es fundamental tener  una mirada inteligente y objetiva para reconocernos con nuestras potencialidades. 

Tenemos  un mercado Latinoamericano de más de 600 millones de consumidores que, pese a los niveles de pobreza elevados, tienen poder adquisitivo razonablemente suficiente para atender sus necesidades.

Conformamos una diversidad geográfica que permite a la naturaleza brindarnos una amplia variedad de materias primas. Una cultura que incide en diferentes formas de concebir la producción, y que generan diversos productos que se ofrecen en los mercados locales y que deben posicionarse en el mercado latinoamericano.

Por otra parte, adicionalmente nuestra riqueza productiva tiene también otras oportunidades fuera de nuestro continente. Y las economías emergentes como China e India están consumiendo grandes cantidades de materias primas y productos nuestros, y las barreras logísticas y de distancia poco a poco están siendo superadas.

Somos una región abierta al mundo. Hemos recibido a nuestros hermanos tanto bolivianos como de todos los rincones del planeta con los brazos abiertos. Cuando llegaron para aportar a nuestra región, los hemos incorporado en nuestros círculos productivos, culturales y sociales.
Tenemos la capacidad de dar y de compartir. Esta es una de las fortalezas para la construcción de nuestro propio libreto económico, lo que nos da la seguridad de avanzar airosos en este escenario de dificultades.

En Bolivia actualmente estamos en un trabajo de reconstrucción de nuestra base legal en materia económica.

Leyes como la de Inversiones, la de defensa del consumidor y el usuario, de hidrocarburos, del nuevo código tributario, de electricidad, del código de comercio, de bancos y entidades financieras, la ley general del trabajo y otras normativas deben adecuarse a este nuevo escenario donde Latinoamérica se está mirando a sí misma como la propia fuente de su desarrollo y está mirando al mundo como una fuente inmensa de oportunidades.

Quiero dejar en claro que en esta construcción los empresarios tenemos una voz firme y proactiva con la cual aportar y contribuir en base a nuestra experiencia. Y esa voz es constructiva y solidaria; representa a nuestros trabajadores y sus familias, al que no tiene trabajo. Es la voz que nace para procurar una vida más digna y una sociedad más equilibrada para todos los bolivianos.

Por eso nuestro rol empresarial va más allá de simplemente hacer negocios. Con nuestro trabajo y nuestras inversiones estamos contribuyendo de manera consistente al desarrollo y crecimiento del país.

Estamos generando empleos estables y trabajando para que los bolivianos sean más prósperos y que esta prosperidad se expanda a más bolivianos. Y eso pasa por ser más competitivos, por mejorar en el contexto internacional, en este mundo donde los países compiten entre sí por mostrarse atractivos para atraer inversiones, para canalizar grandes proyectos, cuyo resultado será un mayor crecimiento económico que beneficie a todos sus ciudadanos.

El profesor José Graziano da Silva, próximo director general de la FAO, indicaba hace un par de días que en realidad no hay crisis alimentaria, pues hay alimentos suficientes. Lo que se necesita es mejorar el poder adquisitivo de la población para que pueda comprar alimentos. Al mismo tiempo, la producción debe darse en grandes cantidades, así bajan los costos y también los precios de estos alimentos para que sean más accesibles para nuestros consumidores en Bolivia.

Es precisamente por ellos, para responder a sus esperanzas, que nuestro rol empresarial es protagónico y debe cumplirse.

Este rol nos compromete con un trabajo de mediano y largo plazo, que ya lo hemos comenzado.

Cuando fui posesionado en CAINCO les manifesté de la necesidad de tener una hoja de ruta. Hoy la estamos trazando cuidadosamente para contribuir a nuestro país en la carrera hacia nuestro desarrollo económico y social.

Por eso ya estamos accionando la instalación de 10 mesas de trabajo técnicas con el Gobierno que nos abren las posibilidades de aportar al desarrollo productivo del país.

Sabemos que esto implica trabajo arduo, de largo aliento. Pero el sol que sale todos los días nos llena con la luz del optimismo en este emprendimiento.
En esta labor de mediano y largo plazo, reconocemos los esfuerzos del Gobierno por impulsar la producción en el país, pero sólo no va a poder llevar adelante la gran empresa de hacer crecer Bolivia. Ahí es donde los empresarios somos parte de la sociedad que aporta para empujar la gran tarea de hacer de Bolivia un país con niveles de crecimiento necesarios para salir del estancamiento.

Reiteramos que los empresarios, por nuestro compromiso y vocación podemos apoyar eficientemente un trabajo conjunto, coordinando políticas públicas de  largo aliento enfocadas a brindar oportunidades, mejorar la calidad de vida y hacer más prósperos a los bolivianos.

Y una prueba de lo afirmado es ésta feria. Aquí, tratando de mostrar lo mejor del país, se encuentran las grandes empresas bolivianas, el sector ganadero que cada año demuestra sus avances genéticos y su apuesta por brindar al mercado productos de excelente calidad. También están los empresarios de pequeños emprendimientos que están en su fase de arranque y con toda la energía y esperanza para impulsar su crecimiento.

Otro de nuestros grandes desafíos es mejorar nuestra competitividad, para ser cada vez mejores en lo que producimos.

En los rankings de competitividad no estamos precisamente en los lugares más destacados, y esto se constituye en un reto que debemos afrontar conjuntamente con el Gobierno, que tiene la obligación y la voluntad, así lo entendemos, de crear condiciones para que las empresas bolivianas compitamos en el exterior en igualdad de condiciones con las empresas de otros países., y no las sobrecarguemos artificialmente.
Debemos multiplicar la energía creativa de los bolivianos, hacer que el virus virtuoso del trabajo tesonero, incansable, estratégico y visionario se contagie a más hombres y mujeres en nuestro país. Para alimentar a todos los bolivianos. Para tener una Bolivia que produzca más y crezca más. Para que nuestros hermanos Latinoamericanos también conozcan más de lo que somos capaces de dar para que todo el continente consuma lo que con sacrificio, esfuerzo, cariño y dedicación hacemos en Bolivia.

Quiero agradecer a todos los expositores internacionales y empresarios que llegaron a esta feria, porque ellos serán nuestros mejores embajadores para divulgar el gran potencial comercial de nuestro país.
Gracias también a las representaciones diplomáticas del país, a las autoridades nacionales, departamentales y municipales, a todos por acompañarnos en este acto de apertura de EXPOCRUZ 2011, donde mostramos de manera entusiasta y festiva que estamos haciendo realidad la Bolivia productiva que queremos.
Muchas gracias.



también puedes leer:

Opinión
25 noviembre (ANF).-Marcha contra la violencia.Foto: Diego Herculano 25 noviembre (ANF).-Marcha contra la violencia.Foto: Diego Herculano 25 noviembre (ANF).-Marcha contra la violencia.Foto: Diego Herculano 25 noviembre (ANF).-Marcha contra la violencia.Foto: Diego Herculano 25 noviembre (ANF).-Marcha contra la violencia.Foto: Diego Herculano 25 noviembre (ANF).-Mi Teleférico.Foto: Diego Herculano 25 noviembre (ANF).-Mi Teleférico.Foto: Diego Herculano 25 noviembre (ANF).-Mi Teleférico.Foto: Diego Herculano
ANF fotos
CITEs -Soboce, entrega a mas de 2600 capacitados Noticias al minuto
Boletines
Tome decisiones leyendo nuestros boletines realizados por especialistas.
Notas análisis político Notas económicas

Torres Brandy México Tailor Made Holidays & Small Group Tours to South America Altozano productos Quinua Web Hosting Bolivia Registro de dominios Bolivia
ANF

La Agencia de Noticias Fides es una obra de la Compañía de Jesús
Derechos de propiedad intelectual reservados
Se prohíbe expresamente la reproduccion o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de la ANF
(c) 2014